¿Qué Software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores

La migración de datos y aplicaciones es cada vez más frecuente hoy en día. Tanto usuarios particulares como grandes empresas tienen la necesidad de migrar sus datos y aplicaciones por diferentes razones, como por ejemplo la de facilitar y optimizar la protección de los datos. Pero eso no implica que no existan ciertos riesgos de la migración de datos y aplicaciones que son necesarios conocer e intentar evitar.

Para ser breves, la migración de datos es el proceso de transferencia de datos entre distintos sistemas. Si bien la razón inicial para la migración de datos y aplicaciones podría ser la de garantizar la seguridad de los datos, uno de los riesgos de la migración tiene que ver precisamente con el aseguramiento de la protección de datos involucrados en la operación.

Soluciones a los riesgos de la migración de datos y aplicaciones más frecuentes

Prepararse ante los inconvenientes que pudieran surgir en un proceso tan importante como es la transferencia de información es la mejor manera de evitar los posibles problemas o, al menos, minimizar sus efectos negativos. Los 4 riesgos de la migración de datos más comunes y sus soluciones son los siguientes:

1. Corrupción de datos

El problema se presenta cuando se detectan cambios en el formato y el contenido de los datos entre el sistema heredado y el sistema de destino. Los datos dañados por causa de la migración pueden contener anomalías, redundancias o duplicidades. En definitiva, ése es uno de los riesgos de la migración que más afectan a la integridad y, por tanto, a la eficiencia del negocio y sus operaciones.

Para evitar que la migración fracase por esta causa, hace falta agregar una estrategia y soluciones. Cualquiera de las metodologías de validación de datos puede contribuir a un mejor resultado (validación de muestras, de subconjuntos o de conjuntos completos). En todo caso, siempre resultará conveniente que a la hora de llevar a cabo el data validation se tengan en cuenta aspectos como el tiempo de ejecución, la cobertura de datos, la estabilidad del proyecto o la eficiencia de la consulta.

2. Pérdida de datos

En ocasiones, tras completar una transferencia de datos se descubre que no están disponibles en destino.

A este fenómeno se le conoce como pérdida de datos y se trata del riesgo de la migración más grave de todos los que pueden presentarse. El costo de resolver este inconveniente incluye desde la rectificación de la pérdida de datos a los gatos asociados a la mala imagen y la pérdida de negocio, debido a la escasez de datos y a la mala reputación.

La forma de solucionar este riesgo es la reconciliación de datos.

3. Riesgo semántico

Otro de los supuestos a los que alguna vez han tenido que hacer frente quienes conocen los riesgos de la migración de datos es éste. Se plantea cuando el significado de la columna del sistema legado y la columna del sistema de destino son iguales pero la unidad de medida usada en ambos casos es diferente. Esta variación en las métricas provoca que el significado de los datos cambie por completo.

Así, aunque la migración se ha podido completar con éxito (a tiempo, sin corrupción de datos ni pérdida de información), el proceso no resulta de utilidad, al menos en lo que respecta los objetivos fijados. A veces se trata de divisas diferentes, otras del número de decimales contemplados, diferentes circunstancias con un mismo efecto, que los datos en destino no pueden servir a su propósito.

Para solucionar este riesgo es recomendable que usuarios expertos en la materia participen, en tiempo real, en el estudio de factibilidad. De esta forma, estos problemas semánticos pueden detectarse en las etapas más tempranas del ciclo de vida del proyecto.

4. Riesgo de interferencia

Se trata de una situación bastante frecuente, que se produce cuando distintas partes interesadas están utilizando la aplicación de origen simultáneamente durante el proceso de transferencia. El bloqueo, las dificultades de acceso y la imposibilidad de migrar parte de la información son los riesgos de la migración que aparecen como consecuencia.

Evitar el riesgo de interferencia es tan sencillo como mejorar la planificación del proceso. Una gestión adecuada a nivel organizacional, por ejemplo, planeando llevar a cabo simulacros, permitiría que este tipo de circunstancias nunca fueran un problema, ni siquiera en entornos de producción.

Los riesgos de la migración de datos deben ser tenidos en cuenta, puesto que sus efectos negativos pueden tener un gran alcance; sin embargo, la aplicación de una metodología consistente y confiable hace posible evitarlos, gracias a una mejor planificación de la migración.

Fuente: PowerData
Adaptado por la división consultoría de EvaluandoERP.com
 

¿Qué Software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores

Suscríbase a nuestras novedades

Suscríbase a nuestras novedades

¿está interesado en nuestros contenidos de ERP? Suscríbase para nuestros newsletter y no deje de estar informado.

¡Listo, ya está suscripto!

Share This