Los riesgos de la falta de innovación en las empresas

falta de innovación

¿Qué proveedor de ERP necesita su empresa?

La falta de innovación le dice no a la oportunidad de lograr mejores resultados para tu negocio.

Es cierto que todo cambio genera riesgos, y a nivel de empresas este temor es comprensible. Es normal que como director o dueño de tu negocio tomes en cuenta los factores que pueden afectar a tu compañía.

Sin embargo, elegir no ser parte del cambio tecnológico que actualmente nos envuelve puede traer a tu organización pérdidas más significativas. Los riesgos de la falta de innovación por miedo al fracaso pueden ser más perjudiciales que implementar nuevos procesos.

Actualmente son muchas las empresas que siguen llevando a cabo sus procedimientos a través de sistemas con funciones limitadas, obsoletos, que generan más trabas que beneficios.

Algunos prefieren lo malo conocido que lo bueno por conocer y eligen continuar con lo mismo antes de arriesgarse y apostar por lo innovador, por temor a que no resulte y esto los lleve al fracaso.

Lo irónico de la falta de innovación tecnológica los puede estar llevando poco a poco a quedar rezagados y por ende a su declive. Nokia, Blockbuster y Kodak son algunos de los casos más conocidos de empresas que han venido a menos por no innovar, por no atreverse a cambiar sus modelos tradicionales de trabajo.

Son muchos los factores que influyen para el éxito o fracaso de una organización, pero un claro ejemplo de las consecuencias de la falta de innovación se da en la productividad de un negocio.

Para muestra, el caso de México, donde el principal problema de productividad para ocho de cada 10 empresas instaladas ahí es la falta de innovación, según datos presentados por José Luis Solleiro, experto en Gestión de la Innovación de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En cambio, las empresas con una cultura de innovación son un 32% más productivas, reducen en 14% el riesgo de rotación de la plantilla y pueden llegar a quintuplicar sus ingresos anuales, esto de acuerdo con el estudio “Modelo Culturas de Innovación”, elaborado en 2019 por la consultora Great Place to Work.

Pero eso no es todo. ¿Qué otras cosas puede perder tu negocio cuando le das la espalda al cambio por miedo a tomar riesgos?

1. Gastar más dinero del proyectado

Pérdidas y fugas económicas son de los principales riesgos que se tienen a la falta de innovación en una empresa. Si cada vez que surge una necesidad en alguna de tus áreas organizacionales inviertes en sistemas aislados que apaguen pequeños fuegos, siempre gastarás más dinero del proyectado.

La opción de comprar un sistema con funciones limitadas para cada departamento —un sistema para contabilidad, otro para ventas, uno más para recursos humanos, etcétera— te lleva al riesgo de sobrepasar tu presupuesto solo para dar solución a pequeños problemas y, peor aún, de forma temporal.

La solución que más beneficios puede traer a tu negocio podría ser apostar por programas innovadores más completos que ofrezcan soluciones a largo plazo, como lo es un sistema ERP en la nube.

2. Más tiempo invertido para las mismas tareas

Si te preocupa invertir en mejores herramientas que faciliten las tareas diarias de tu empresa —quizá porque no sabes cómo funcionan o piensas que podrían fracasar—, pero no te preocupa pagar por horas extra por el exceso de trabajo, estás desaprovechando muchas oportunidades para hacer crecer tu negocio.

Cuando tus empleados pasan horas realizando tareas repetitivas, desperdicias habilidades que bien podrían ser utilizadas en el desarrollo de proyectos nuevos y más redituables para tu negocio. Y todo por mantenerlos ocupados en labores que perfectamente pueden ser sustituidas por un software integral de negocios.

Un sistema de gestión empresarial te puede ayudar a economizar tiempo, dinero y a utilizar los recursos humanos de forma más inteligente.

3. Clientes. Sí, puedes perder a tus clientes

Es normal que hagas todo lo posible por conseguir más clientes para tu empresa, pero ¿qué pasa con los que ya tienes dentro de tu cartera de negocios?, ¿están recibiendo el seguimiento adecuado?, ¿sabes si están satisfechos con el trato y el servicio que reciben?

Vender solo por vender no te lleva al éxito a largo plazo. Un cliente leal y satisfecho es tu mejor carta de presentación, y un sistema con funciones limitadas difícilmente será útil para cultivar un proceso de captación y retención inteligente.

Un programa tiene el poder de mejorar o arruinar por completo la experiencia de un cliente, así que implementar sistemas innovadores más que un gasto es una inversión.

Si el miedo al fracaso es la barrera que hoy aleja a tu empresa de la innovación, es posible que tomar ese riesgo sea mucho menor a los que tomas todos los días al conformarte con soluciones obsoletas.

Innovar no es solo poner en práctica ideas fuera de lo común; la innovación empieza desde un cambio de mentalidad y la implementación de mejores sistemas.

La tecnología pone en tus manos la oportunidad de optar por más y mejores opciones para tu empresa. Hoy en día el mayor riesgo de la falta de innovación es no ser parte de ella.

La mejor manera de adoptar estos procesos de innovación es recurriendo a soluciones especializadas y firmas expertas en el sector de las tecnologías de información.

“Un emprendedor ve oportunidades allá donde otros solo ven problemas”.
Michael Gerber

¿Qué proveedor de ERP necesita su empresa?