¿Qué Software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores

Este breve resumen tiene como objetivo comentarles porqué el SOA (Service Oriented Architecture) es importante; específicamente cómo puede ayudar a las empresas a facilitarles el upgrade de sus sistemas y extender la vida de sus aplicaciones. Quiero contarles las novedades que están ocurriendo para que éste sea posible; el cambio desde “desarrollo centrado en la aplicación” hacia el “desarrollo centrado en SOA”.

En este concepto de centrado en la aplicación, el proveedor libera actualizaciones regulares a su software. A veces son upgrades considerables, pero la mayoría de las veces son sólo pequeñas características o arreglos de bugs. Uno de los problemas de este concepto es que no hay manera de entregar un upgrade al modulo de finanzas, por ejemplo, sin afectar a los demás departamentos que dependen del sistema de ERP.

Esta dificultad es el resultado de la forma en que evolucionaron los sistemas de ERP y las aplicaciones corporativas. A principio de los ‘90, era popular la reingeniería del proceso del negocio (BPR) como una manera de aumentar el tiempo al mercado y la competitividad. Para simplificarlo, en el BPR los procesos fluyen de la casa matriz a través del negocio hasta cada unidad operativa. A mediados de los ‘90, los sistemas de ERP se modificaron para satisfacer con el paradigma de BPR. El concepto era control central, una solución principal grande de ERP, con módulos del mismo proveedor para soportar cada función.

Desde entonces, el ambiente de los negocios ha cambiado dramáticamente. Probablemente, el cambio más grande ha sido la globalización. Las pequeñas y medianas empresas enfrentan necesidades más complejas. Los sistemas que administran sus negocios fueron desarrollados para poder satisfacer estos desafíos de mediano plazo. Consolidación rampante en la manufactura y otras industrias produce empresas con múltiples plataformas de negocios, muchas de las cuales han sido muy customizadas o creadas in-house.

Otro factor importante tuvo lugar: la promesa de control central se enfrentó con la realidad de que no existe un único proveedor ni un único sistema de ERP que soporte todas las necesidades de una empresa. De manera que los clientes se volcaron a empresas de nicho buscando soluciones específicas “las mejores en su clase” como soluciones para la gestión de la cadena de suministro, o para la gestión de activos y de finanzas que complementaban al ERP existente.

El resultado es que, actualmente, la mayoría de las empresas cuentan con un ambiente heterogéneo con múltiples aplicaciones y plataformas de negocios. Una implementación centrada en la aplicación hace que mantenerlas sincronizadas resulte un tremendo dolor de cabeza.

El desarrollo centrado en SOA puede resolver este problema. Este modelo no ofrece mayores prestaciones al producto por medio de módulos acoplados, sino a través de componentes que aumentan u optimizan el ERP. Pueden operar como dependiente del ERP, reemplazando las prestaciones del bloque principal o, independientemente, para soportar un set totalmente nuevo de procesos de negocio. Este modelo, ofrece mayor flexibilidad en cuanto a cuándo y dónde adoptar las nuevas prestaciones, permitiendo que TI responda con soluciones estándar en forma más rápida.

La verdadera transformación acá es que el sistema ERP como lo conocemos, se transforma en algo del pasado. Esto ya ha estado ocurriendo en cierto grado, pero muchas empresas de software todavía siguen con el viejo paradigma del control central, principalmente, porque tienen sus raíces en paradigmas de negocios de los ‘90. La realidad actual es que los negocios operan centralmente y en forma distribuida, de manera que las aplicaciones de las empresas deben poder hacer lo mismo.

Esto no ocurrirá de un día para otro sino en forma gradual. Las grandes aplicaciones corporativas se mantendrán como parte del paisaje de TI por un largo tiempo, y debemos soportarlas con upgrades. Con el tiempo, el sistema de componentes facilitará este proceso. Frecuentemente se lo cita a Darwin, erróneamente, diciendo “supervivencia del más apto.” En realidad, en el Darwinismo, no es la especie más apta la que sobrevive, sino la más capaz de adaptarse a los cambios ambientales. Actualmente, el ambiente de negocios incluye tendencias como la globalización y colaboración.

No podemos predecir lo que las organizaciones tendrán que enfrentar en 10, 20 o 30 años. Lo que sí es valido es que no podemos repetir los errores del pasado en el área de desarrollo y dejar a los clientes varados cuando el ambiente de negocios inevitablemente se modifica y cambia. Realmente este es el concepto elemental del desarrollo centrado en SOA. Los clientes pueden mantenerse ágiles y adaptarse a cualquier cambio que les depare el futuro.

Por Jose Cavoret,
Director Canales, Infor Cono Sur. http://latinamerica.infor.com/

 

¿Qué Software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores

Suscríbase a nuestras novedades

Suscríbase a nuestras novedades

¿está interesado en nuestros contenidos de ERP? Suscríbase para nuestros newsletter y no deje de estar informado.

¡Listo, ya está suscripto!

Share This