Cada vez más, las empresas ponen atención en respaldar el crecimiento profesional de su personal. El motivo es, entre otros, una acabada comprensión por parte del management, acerca de que la verdadera fortaleza de sus firmas radica en el capital humano con el que trabajan.

Por ese motivo, cada vez más empresas adoptan sistemas tecnológicos que les permiten administrar de una manera más eficiente los distintos aspectos del desarrollo profesional. Este tipo de acciones genera valor agregado en los propios trabajadores y, al mismo tiempo aporta mejores perfiles para realizar cada proceso específico, por lo que permite alcanzar mayores niveles de funcionalidad y eficiencia empresarial.

Por ejemplo, la implementación de un buen sistema de desarrollo de personal posee herramientas de gestión que permiten a las compañías identificar los talentos en el interior de la empresa, y enfocar el esfuerzo de Recursos Humanos en mantener a los profesionales motivados. De esta forma, las empresas pueden poner en juego todas las herramientas necesarias para potenciarlos y capacitarlos como futuros talentos, disminuyendo las tasas de rotación, y capitalizando mejor los recursos al interior de cada área.

Además, con estas soluciones de gestión de negocios, que desde hace un tiempo se han instalado en Argentina, es posible reducir sensiblemente una serie de costos colaterales, provocados por la rotación laboral de los empleados. Por ejemplo, los montos que las empresas deben invertir en capacitación, que también se ponen en juego al haber una reducción en el tiempo de trabajo y la productividad del personal recientemente incorporado, mientras se desarrolla su período de aprendizaje.

Finalmente, un módulo de administración del Capital Humano permite manejar todo lo relacionado con las actividades de capacitación y las competencias en forma específica, es decir, no de todo el plantel sino de algún empleado en particular. De esta manera, el sistema puede proporcionar información referente a la historia profesional y académica de la persona en cuestión, lo que podrá ser utilizado para definir si ésta cumple con las características que un cargo requiere, y apostar a su desarrollo profesional.

Por todas estas ventajas, cada vez más compañías eligen invertir en la implementación de plataformas de gestión de negocios de clase mundial, que integren las herramientas de desarrollo de personal. Estas inversiones, realizadas con el fin de lograr una óptima capitalización de sus recursos humanos, apuntan al cumplimiento de 2 objetivos específicos de gran importancia en el ambiente gerencial: la eficiencia y la eficacia.

Eficiencia para reducir los costos asociados a Recursos Humanos, para llevar a cabo una operación satisfactoria, y para consolidar una sola plataforma tecnológica. Eficacia para empoderar a los empleados clave, construir y retener al capital humano, y poder planificar la estrategia de la compañía midiendo además sus resultados a corto, mediano y largo plazo.

Por Hernán Tello,
Gerente General de Human Capital Consulting de www.crystalisconsulting.com

Nota de la redacción: Recomendamos complementar la lectura solicitando “Cuatro antídotos para enfrentar la resistencia al cambio”

 
Share This
Suscríbase a nuestras novedades

Suscríbase a nuestras novedades

¿está interesado en nuestros contenidos de ERP? Suscríbase para nuestros newsletter y no deje de estar informado.

¡Listo, ya está suscripto!