Aumentar la transparencia, mejorar la comunicación interna y diseminar el conocimiento, son los objetivos de todas las herramientas de comunicación adoptadas por las organizaciones, que tienen como objetivo transmitir información de manera igualitaria para todos los colaboradores e involucrados en los proyectos y metas de la misma. Sin embargo, esto no es una tarea fácil. Imagina el tamaño del desafío a ser vencido cuando pensamos en una empresa con más de 10 mil colaboradores que necesitan recibir información con la misma transparencia y coincidir de la misma cultura y objetivos. La complejidad es mayor cuando esos profesionales están dispersos en 52 unidades.
Para superar este reto y mejorar la forma en la que la empresa se relaciona con sus empleados, comparte y organiza el conocimiento corporativo, TOTVS implementó en 2011 una red social corporativa cuyos beneficios son cada vez más visibles. Conformada, en su mayoría, por jóvenes colaboradores —aproximadamente 65% de los participantes pertenecen a una nueva generación— la red social responde al comportamiento y a la dinámica de estos profesionales.

De acuerdo con el estudio: “La nueva revolución digital. De la Internet del consumo a la Internet de la producción” realizado por la Comisión Económica de América Latina y el Caribe (Cepal), el porcentaje de usuarios de Internet en América Latina y el Caribe que participaban en redes sociales en 2013 era de 78.4%, una proporción mucho mayor que la de América del Norte (64.6%) y la de Europa Occidental (54.5%). Dicho uso no está directamente vinculado a los niveles de ingreso. Así, México, Argentina, Perú, Chile y Colombia están entre los diez países del mundo con mayor porcentaje de usuarios de las redes sociales[i].

Este dato es relevante para entender cuál puede ser el potencial de utilizar una red social corporativa como herramienta de colaboración y de enlace, sobre todo en empresas donde la mayoría son jóvenes (la generación Millennials o Generación Y, los nacidos entre 1980 y los 200x).

Anteriormente, la intranet (el prefijo ‘intra’ revela el carácter interno de estas herramientas) era una red informática interna en la que la información y el conocimiento estaban alojados únicamente para consulta de los empleados, pues poco se podía interactuar, además los proveedores y/o clientes no tenían acceso.

Actualmente, la red social corporativa ha absorbido la intranet de la empresa y permite una interacción de dos vías con el intercambio de información y experiencias entre los usuarios (colaboradores, proveedores y clientes). En el caso de TOTVS, las discusiones muchas veces sucedían en la red, dando a la compañía una poderosa herramienta de monitoreo del clima organizacional. Había incluso una mejora en la satisfacción de los colaboradores desde la adopción de la herramienta. En la última encuesta de clima realizada por la empresa, los tópicos relacionados con la comunicación estaban entre los 10 temas con mayor crecimiento en comparación año con año.

Además, con las redes sociales corporativas, la comunicación fluye con mayor simplicidad y velocidad, contribuyendo con un aumento en el compromiso de los colaboradores y en la productividad de la organización.

Algunos usos son cuando la empresa puede consultar a los empleados antes de lanzar un producto, identificar cuando tienen dudas acerca de un programa de recursos humanos y localizar a los líderes informales, desarrollando acciones para mejorar estos aspectos.

Actualmente, la red social corporativa es el principal medio de comunicación entre TOTVS y sus colaboradores. En ella, cada uno tiene su propia página, como en Facebook y puede participar de las comunidades de su interés. Son más de 20 comunidades las que se centran en comunicar novedades y cambios en las diferentes áreas de la empresa, que atienden las unidades propias y franquicias de la compañía teniendo en promedio 479 mil visualizaciones de página por mes.

Share This