En la nota sobre “Como coordinar ingenieros, contadores…..” se planteaba la necesidad de herramientas de simulación montadas sobre sistemas del tipo ERP. Ello permite explorar variantes alternativas considerando las premisas y consecuencias de cada una antes de optar por un curso de acción concreto.

Tradicionalmente este requerimiento se resuelve mediante sistemas MRP (Materials Requirement Planning) los que a partir de una matriz representativa de la Demanda Independiente (por ejemplo cantidades de cada producto a despachar en cada uno de los períodos futuros) calculan las necesidades de re-abastecimiento de materiales en el tiempo bajo la forma de matriz de Demanda Dependiente. Los más elaborados de tales sistemas permiten considerar desplazamientos temporales asociados al lead time del proveedor y al plazo de disposición propio del proceso productivo.

Es posible utilizar el modelo MRP para la simulación de planeamiento financiero.

En efecto, planteado un escenario de venta o la demanda independiente como una matriz donde cada fila representa un producto, cada columna un período futuro (semana / mes) y en los casilleros las cantidades planeadas, en combinación con precios de venta y condiciones de cobranza (las que introducen nuevamente el aludido desplazamiento temporal) se puede obtener inmediatamente un flujo de caja proyectado de ingresos. También se desprenden en forma directa los egresos correspondientes a los impuestos directos sobre aquellas (IVA, IIBB), tanto en monto como en plazo, generando parte del flujo proyectado de egresos.

Por otra parte el cálculo MRP determina en especie, cantidad y plazo las necesidades de abastecimiento de materiales y componentes asociados a aquel escenario de venta, a través de la fórmula o estructura de producto. Aplicando sobre cada elemento de demanda independiente precio y condiciones de pago puede obtenerse el correspondiente flujo de caja proyectado de egresos. Y por cierto “netear” los egresos proyectados correspondientes al IVA.

En tercer término se aplica la matriz proyectada de erogaciones correspondientes a gastos fijos (remuneraciones, impuestos indirectos, etc) y otras no asociadas directamente a los productivo. En cuanto a las remuneraciones solo deben tenerse en cuenta las correspondientes a la capacidad nominal instalada ya que la eventual necesidad de horas extra y/o personal temporario provendrá del planeamiento de capacidad dentro del MRP. Y deberán obviamente considerarse las cargas sociales correspondientes tanto a las remuneraciones fijas como variables.

Por último se aplicará la matriz de ingresos y obligaciones devengadas, correspondientes a facturas pendientes de cobranza / pago previas al inicio de la simulación.

Como puede verse, la mayor parte de los elementos del planeamiento financiero proyectado se derivan en forma dependiente del escenario de ventas planteado. Lo que significa que con un software adecuado podrán simularse múltiples variantes alternativas hasta elegir la más conveniente. De nuestra propia experiencia recordamos casos en que la limitante del escenario propuesto era justamente financiera, no de orden técnico o logístico.
EL siguiente cuadro ilustra con un ejemplo:

En cuanto al soft de simulación recomendado algunos son los puntos a tener en cuenta:

  • Que permita conservar para ulterior consulta tanto el escenario de venta previamente explorado como el planeamiento financiero simulados correspondientes, de forma de poder volver hacia atrás sin necesidad de re-cálculo.
  • Que la velocidad de cálculo sea razonable. Conocemos casos de sistemas de primera línea en los que el cálculo lleva varias horas con lo que la posibilidad de explorar múltiples variantes alternativas queda absurdamente reducida.
  • Que permitan el cálculo con diversas variantes tales como con/sin consideración de stocks actuales y mínimos, ordenes de compra / fabricación en curso, aportes de planeamiento financiero externos, etc.
  • Que una vez elegido el escenario más conveniente permitan generar las acciones correspondientes (ordenes de compra / fabricación) ‘a un toque de botón’, sin necesidad de re-ingresarlas una por una.

Ing. Ernesto P. Bauer, fundador y Director General de Flexoft

 
Share This
Suscríbase a nuestras novedades

Suscríbase a nuestras novedades

¿está interesado en nuestros contenidos de ERP? Suscríbase para nuestros newsletter y no deje de estar informado.

¡Listo, ya está suscripto!