Hoy en día, con el advenimiento de la banda ancha, el desarrollo de las aplicaciones Web, que hacen más que mostrar textos y gráficos, es posible tener aplicaciones de negocio que gestionen datos de individuos y organizaciones, de una manera segura, rápida y amigable.

Es en éste contexto dónde el concepto de solicitar a nuestros proveedores recursos dependiendo de nuestras necesidades (Bajo Demanda – On-Demand, en Inglés) y que ellos nos los proporcionen de acuerdo a los niveles de servicio contratados, nos permite acceder a un sin número de herramientas tecnológicas, de tal manera que nosotros no debamos preocuparnos de como son creadas, sustentadas, mantenidas. Nuestro principal foco es resolver nuestra necesidad utilizándolas.

Para los individuos, compartir pensamientos, momentos a través de textos, imágenes, video, se ha convertido en algo cotidiano en sus vidas debido al fácil acceso a diversas herramientas, las que muchas veces son gratuitas.

Existen diferentes modelos de negocio como aquellos que son gratuitos a cambio de recibir la comunicación de la publicidad pertinente (AD-Supported Service). Hay un modelo en donde la herramienta Web esta asociada gratuitamente a otros servicios, por ejemplo el Servicio Telefónico o el Servicio de Televisión por Cable e inclusive los servicios Bancarios (a éste modelo se le llama venta cruzada – cross-selling en inglés).

En otros casos, por medio de una suscripción, puedes utilizarlos sin esa publicidad, compartiendo los recursos informáticos con otros usuarios. En particular, hablando de las organizaciones, tenemos servicios con diferentes aproximaciones para solventar diferentes escenarios.

Existen las aplicaciones Web “Multi Inquilino” –Multi Tenant en inglés, en donde los recursos se comparten, pero la información de cada organización permanece privada y segura, siendo el proveedor quien controla la asignación de recursos y el correcto desempeño de la aplicación.
Otro tipo de aproximación es el “Inquilino Único”- Single Tenant, en cuanto a la oferta de servicios son aquellas aplicaciones que diseñadas para que una sola organización obtenga el uso exclusivo de los recursos y obviamente la seguridad y privacidad de su información están completamente aislada, pero siendo el proveedor quien sigue controlando los recursos y el buen funcionamiento de la aplicación.

Como podemos observar, en las descripciones anteriores vamos de un modelo de compartir recursos entre las organizaciones con un considerable impacto económico favorable (SaaS-Software As a Service, SaaS), hasta aquel modelo en donde la organización toma el completo control de sus recursos de TI. En este último modelo, la organización adquiere servicios de infraestructura, por ejemplo la renta de un servidor, lo cual no incluye soporte, ni software u otros servicios adicionales. Es decir que la organización tiene la responsabilidad de dar mantenimiento, pagar licencias y contratar personal capacitado para el manejo y control del Software tradicional o en Cajas.

Este mosaico de opciones es lo que se conoce como Software como Servicio (Software as a Service, SaaS por sus siglas en Inglés). El cual representa una aproximación diferente para que las organizaciones accedan a herramientas tecnológicas de información, diferentes al tradicional modelo de Software Empacado en Cajas.

Obviamente, el modelo SaaS aún no aplica para todas las organizaciones. Pero seguramente en el futuro, se modificarán las percepciones de las organizaciones al considerar todos los beneficios que ofrece como el costo total de propiedad, y la focalización en sus procesos centrales en lugar de las tecnologías de información (TI).

Este es un factor muy importante que deben tomar en cuenta las empresas debido a que frecuentemente la inversión en TI es alta, y el modelo SaaS libera a las organizaciones de la necesidad de manejar sus recursos de TI y les permite centrarse en lo que realmente les interesa: la optimización de sus procesos.

La tecnología es un aliado para todas las organizaciones. Cada vez es más accesible a todos los presupuestos, más fácil de utilizar y sobre todo está disponible en el aparador más conocido de todos: Internet.

Por Angel Reyes. www.ready2fill.com

 
Share This
Suscríbase a nuestras novedades

Suscríbase a nuestras novedades

¿está interesado en nuestros contenidos de ERP? Suscríbase para nuestros newsletter y no deje de estar informado.

¡Listo, ya está suscripto!