El próximo 29 de Junio tendrá lugar en Londres el Forum mundial de Cloud Computing, donde han confirmado participación las principales empresas de tecnología y de todas las áreas que conforman el sector tecnológico. Esta unión entre profesionales tan dispares dentro del mundo de la tecnología es una rara avis en nuestra historia reciente, ya que la especialización ha sido la clave en el desarrollo y el éxito de la tecnología.

Esta reunión de la tecnología en torno al Cloud Computing permite sentar bases para el futuro (al igual que se hizo con los pc, Internet,…) y también para introducir nuevas formas de trabajo, o como explicaremos más adelante, renombrar y exponer como novedosas fórmulas ya existentes. Personalmente alabo el término de nube ya que los usuarios acceden mediante un dispositivo a una nebulosa de servicios que satisfaga sus demandas, pero no obstante, como en la vida real hay varios tipos de nube. La principal diferencia respecto a la naturaleza es que podemos elegir la nube y las condiciones sobre ella para cubrir nuestras necesidades.

¿Un nuevo término?

Cloud Computing o la Nube es simplemente un nuevo vocablo que engloba un conjunto de prácticas ya existentes pero poco ofrecidas comercialmente en la industria de IT. Está evolución viene impuesta por Google y su gran esfuerzo de innovación e implantación de su estrategia publicitaría en la red, mediante el ofrecimiento de servicios on line gratuitos (mail, blogs, videos, …).

A esto se le ha añadido recientemente la crisis financiera (cómo hacer más con menos) y un aumento en la confianza de la realización de transacciones on line (banca, compras, administraciones públicas, firma digital,…). A partir de aquí ha surgido un abanico de posibilidades (con su nuevo término asociado) que permite introducirse en la nube de una forma parcial y progresiva (SaaS – Software As a Service, IaaS – Infraestructura As a Service, y últimamente PaaS – Platform As a Service).

Una experiencia más agradable y fácil para todos excepto para el …

La nube permite el acceso directo a cualquier servicio de IT que suscriba la empresa (correo electrónico, ERP, CRM, BI, CMS,…..) mediante Web, reduciendo la complejidad de gestión de aplicaciones en el ordenador y facilitando las labores de mantenimiento, actualización y de movilidad.

El Cloud Computing dirige su complejidad y criticidad hacia los mandos medios y superiores tanto en los clientes como en los proveedores, haciendo que la gestión del CIO sea más compleja y decisiva. En el modelo On-premise el nivel de servicio que alcanza un producto, depende de la infraestructura que proporciona el usuario/cliente, mientras que con el Cloud Computing el nivel de servicio se define y adquiere.

De una forma fácilmente entendible hasta ahora, las empresas si querían leche (ERP – Enterprise Resource Planning – que almacene la información de gestión de la empresa, mail que comunique a los trabajadores,…) debía de comprar una vaca, mantenerla, cuidarla y así poder tener leche todos los días. Con el modelo de la nube, los CIO’s definirán que tipo leche y cuanta necesitan de cada una de dichos tipos y la adquirirán, especificando y teniendo elementos de juicio y confianza con aquél que les vende la leche.

Nubes privadas ¿Que encierra ese concepto?

Recientemente se está extendiendo el concepto de nube privada. Simplemente los usuarios acceden a una nube de servicios igualmente pero dicha nube junto con la infraestructura y plataformas que la sustentan son propias de la entidad que la usa. Es por eso que es muy mínima la diferencia (o no existe) entre el modelo on-premise y la nube privada. A esto añadir que empresas como Microsoft han incorporado este concepto en las hojas de ruta de sus principales productos y en exponer que sea una transacción natural pasar su infraestructura actual on-premise a nube privada.

Alineación entre los trabajadores desplazados y situados en oficinas.

Actualmente una de las deficiencias de los modelos On-premise es la dificultad de acceso a la información en tiempo real de los sistemas de la empresa fuera de ellos. Una de las ventajas colaterales de la introducción en la nube de las empresas será la reducción y, bajo mi punto de vista desaparición, de las diferencias entre la accesibilidad a la información en el lugar de trabajo frente a la accesibilidad de los desplazados (comerciales, distribuidores capilares,…). Esto ayudará a incrementar el éxito (y con ello la productividad) de las tareas de los desplazados, a retroalimentar el sistema en tiempo real y congeniar la vida laboral con la familiar (el tan deseado teletrabajo).

Gran oportunidad para las pequeñas y medianas empresas

Uno de las grandes oportunidades en esta transición a la nube la tendrán las pequeñas y medianas empresas que tendrán mayor accesibilidad a servicios de productos que actualmente se les quedan fuera de presupuesto por su gran inversión inicial y de expansión, y podrán utilizarlo mediante el pago de cuotas periódicas.

Ésta será bajo mi punto de vista la gran aportación que hará la nube, las empresas se centrarán en definir y escoger aquellos servicios que necesitan, designar unos niveles de servicio y calidad deseados u óptimos. Será una transición de hablar de nombres de productos a definiciones de soluciones funcionales e integradoras.

Conclusiones

El modelo de nube de computación es una realidad y debe ser considerada no solo como una posibilidad más de implementación de servicios de información en la empresa, si no también como una alternativa de modelo de costes. La seguridad, la confianza y el no incurrir en los errores y abusos del modelo On-premise serán los desafíos a superar por los profesionales y usuarios de la nube. Los servicios de consultoría se centrarán más en el conocimiento amplio del mercado (tanto económico como técnico) y la imparcialidad a la hora de emitir valoraciones.

También vaticino que pioneros en comercio en la Web aprovecharán la confianza de marca que tienen para ofrecer instalar y ejecutar soluciones comerciales y ofrecer dichos servicios.

Por Juan Navarro Zunzarren
www.delphinph.com

 
Share This
Suscríbase a nuestras novedades

Suscríbase a nuestras novedades

¿está interesado en nuestros contenidos de ERP? Suscríbase para nuestros newsletter y no deje de estar informado.

¡Listo, ya está suscripto!