¿Qué Software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores

La movilidad ha cambiado la forma de hacer negocios, la vida cotidiana en materia de comunicaciones y están modificando ahora el modo en que se realizan las transacciones financieras de todo tipo debido los pagos mediante dispositivos móviles.

El uso de dispositivos móviles —en particular, el de los teléfonos móviles— se ha generalizado y los consumidores están cada vez más familiarizados con el empleo de teléfonos móviles para efectuar diversas operaciones, como la realización de transacciones financieras “seguras” a través de un sitio web de servicios bancarios.

Una nueva oportunidad está surgiendo para los proveedores de servicios y comerciantes: el uso del teléfono móvil a modo de “billetera”. Teniendo en cuenta el éxito que han tenido los servicios de contenidos para móviles, como los tonos de llamada, juegos y demás aplicaciones, resulta cada vez más evidente que los consumidores están dispuestos a utilizar el teléfono móvil para efectuar pagos. Los teléfonos móviles también presentan una oportunidad sin precedentes para la expansión de la actividad financiera en los países en vías de desarrollo, donde suele haber una mayor cantidad de usuarios de telefonía que titulares de cuentas bancarias.

Definición y características distintivas

El concepto de pago mediante dispositivos móviles se define como:

  • Pago de productos o servicios entre dos partes para el que cumple una función clave el uso de un dispositivo móvil (por ejemplo, un teléfono). El pago mediante dispositivos móviles se aplica, fundamentalmente, a las transacciones efectuadas entre consumidores y comerciantes por la compra directa de bienes y servicios, ya sea a través de una cuenta o de un punto de venta (Point of Sale, POS).

Los pagos mediante dispositivos móviles pueden dividirse en dos categorías, según la tecnología utilizada: por proximidad o remotos.

Estas modalidades determinan la naturaleza del modelo de servicio de pago, la propuesta de valor tanto para el consumidor como para el comerciante, y las tecnologías y consideraciones de infraestructura pertinentes para la realización del tipo de pagos mediante dispositivos móviles.

Ciclo de vida de un pago mediante dispositivo móvil, bancarizado, con tecnología NFC

Tipos de pagos mediante dispositivos móviles

Se trata de dos tipos:

  • Pago por proximidad
  • Pago remoto

Ambos se explicarán a continuación.

Pago por proximidad

El pago por proximidad suele hacer referencia a los pagos efectuados “sin contacto” (“contactless”), en los que la credencial de pago se almacena en el dispositivo móvil y se transmite de forma inalámbrica mediante el empleo de tecnología NFC (Near Field Communication), a un terminal de pago dedicado y compatible. En otras palabras, el dispositivo móvil actúa como una tarjeta de pago “sin contacto” y se convierte, de este modo, en una nueva modalidad de pago.

El pago mediante tecnología “sin contacto” también se puede efectuar de forma remota; por ejemplo, es posible realizar una compra en línea pasando el dispositivo móvil por un lector de NFC “sin contacto” conectado a un ordenador personal (PC).

Tecnología empleada

El consumidor utiliza el teléfono móvil en la tienda para efectuar el pago de bienes o servicios mediante el uso de un lector “sin contacto”, o a través de métodos basados en mensajes de texto o en un número de identificación personal (PIN), que emplean la tecnología de comunicación de corto alcance (NFC para establecer una comunicación entre el dispositivo del consumidor, el operador del sistema de pago y el comerciante minorista en la tienda.

Dado que todos los dispositivos móviles compatibles con la tecnología NFC pueden enviar y recibir datos, los teléfonos que emplean esta tecnología también pueden actuar como lectores de tarjetas. Se trata de una tecnología estrechamente alineada con el uso de medios informáticos confiables, como las tarjetas de módulos de identidad del suscriptor (SIM) y los módulos de plataforma segura (TPM).

Aplicación a nivel mundial

Los sistemas basados en tecnología NFC se están utilizando o evaluando en Europa Occidental, los Estados Unidos, Canadá y Japón, entre otras regiones. También están obteniendo una aceptación cada vez más amplia en los países en vías de desarrollo, donde se los utiliza especialmente para efectuar transacciones mediante tarjetas “sin contacto”.

Entre las instalaciones de este tipo se destacan: ExpressPay™ de American Express, Discover® Network Zip SM, MasterCard® PayPass™, y Visa® payWave TM y Speedpass TM.

Pago remoto

El pago remoto cubre los pagos efectuados a través de un explorador (“browser”) web móvil o de una aplicación residente en un teléfono inteligente (smartphone), utilizando el mismo como dispositivo para autenticar de forma remota la información personal almacenada. Las soluciones de pago remoto también se pueden emplear para realizar transacciones presenciales y con máquinas expendedoras.

Tecnología empleada

El consumidor utiliza el teléfono móvil junto con un servicio de mensajería de red, como el servicio de mensajes cortos de texto (SMS) o el servicio suplementario de datos no estructurados (USSD), para pagar servicios o contenido digital.

Los mensajes pueden utilizarse en sí mismos para iniciar o autorizar un pago, o, en algunas situaciones, como unidad monetaria o de cambio.

Para transacciones de bajo importe como la compra de tonos de llamada o cuando se utilizan soluciones de autenticación de contenido móvil basadas en el número de identificación del suscriptor del móvil (MSISDN), la facturación se lleva a cabo a través de la factura de teléfono del usuario.

Las transacciones con importes más altos pueden ser procesadas mediante la utilización de diversos enfoques técnicos, como:

  • Pago con tarjeta de crédito/débito, introduciendo la información del usuario a través de una interfaz de protocolo de aplicación inalámbrica (WAP) segura.
  • Pago con eWallet/pago basado en una cuenta con saldo almacenado a través de una interfaz WAP segura. En este caso, la tarjeta del usuario y la información de la cuenta bancaria son almacenadas en modo seguro en el dispositivo móvil del usuario. Se emplea un sistema de autenticación mediante PIN junto con un método de transmisión a través de canales de respuesta de voz interactiva (IVR), WAP, SMS y USSD.
  • Activación segura del cliente por parte del proveedor de servicios, y la habilitación confiable del enlace entre el MSISDN y el número de tarjeta son requisitos esenciales.

Aplicación a nivel mundial

Los sistemas de SMS y USSD se están utilizando ampliamente en África y en regiones de Medio.

Oriente donde existe una elevada concentración de dispositivos móviles, grandes comunidades migratorias y una escasa penetración de servicios bancarios.

Estos servicios de mensajes se emplean con distintos fines, como la realización de pagos a comerciantes, el envío de dinero fuera del país y el pago de los salarios de los trabajadores emigrantes. Una aplicación generalizada de este tipo de pago mediante dispositivo móvil es la compra de tonos de llamada, juegos y otros artículos a través de SMS con tarifa especial (“premium”). Hasta ahora, esta modalidad de pago se empleaba, habitualmente, para pequeños importes (micropagos).

Roles dentro del sistema de pagos móviles

Actualmente, las partes interesadas no han separado claramente los roles en el ecosistema de pago mediante dispositivos móviles.

Las instituciones financieras y los operadores de redes móviles (Mobile Network Operator, MVNO) están compitiendo para constituirse en la entidad que gestione la cuenta del cliente y reciba la porción más grande de los pagos. En un entorno tan poco claro ha surgido una nueva clasificación basada en el tipo de entidad que gestiona la cuenta del cliente:

  • Bancarizada (“bank-centric”)
  • No bancarizada (“non bank-centric”).

En el modelo bancarizado, la cuenta del cliente es gestionada por un banco. Las cuestiones relacionadas con temas como la responsabilidad, las medidas contra el lavado de dinero, el monitoreo de las transacciones para la detección de fraudes y el cumplimiento con las normas se rigen por las leyes y normas pertinentes que regulan la actividad bancaria en el ámbito local, nacional e internacional. Cuando se inicia una operación de pago, el banco del consumidor debe autorizar la transacción. Las redes de pago utilizadas son las tradicionales, como Visa y MasterCard, y las principales diferencias radican en los extremos de la transacción.

En el modelo no bancarizado, la cuenta del cliente es gestionada por organizaciones no financieras (por ejemplo, un operador de redes móviles o un servicio de pago prestado a través de terceros, como PayPal). En este caso, surgen una serie de cuestiones importantes respecto del marco normativo, la seguridad e incluso la participación en los beneficios/utilidades. Por ejemplo, ¿qué entidad se ocupará de regular estos servicios: el organismo nacional competente en materia de telecomunicaciones o el banco nacional que corresponda?

Fuente: ISACA

Adaptado por la División Consultoría de EvaluandoERP.com

 

¿Qué Software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores

Suscríbase a nuestras novedades

Suscríbase a nuestras novedades

¿está interesado en nuestros contenidos de ERP? Suscríbase para nuestros newsletter y no deje de estar informado.

¡Listo, ya está suscripto!

Share This