¿Qué Software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores

A través de los años, la logística ha sufrido importantes transformaciones no sólo en términos conceptuales sino también cómo ha evolucionado a lo que conocemos hoy día como e-logística, con lo cual se incorpora la utilización de una herramienta fundamental como es internet.

Debido a este avance, las organizaciones han determinado un cambio en su manejo de inventarios, almacenes y cadena de suministro. Dando esto como resultado las implementaciones de ciertos sistemas de apoyo como WMS, SCM, ERP y CRM. En este artículo se muestran algunos de los software más utilizados en la e-logística.

El crecimiento de las empresas e industrias junto con el desarrollo de nuevas herramientas tecnológicas, está revolucionando la forma en que se desenvuelve la sociedad, a tal punto que modifican las relaciones de tipo económico y empresarial. El estado del arte desarrollado expone una evaluación, análisis de la logística y el avance que ha experimentado con el paso de los años. Tal es el caso que el creciente uso de las tecnologías, como el internet, ha convertido la logística en e-logística.

E-Logística y el sistema de administración de almacenes – WMS

El Warehouse Management System o Sistema de Administración de Almacenes, se define como la herramienta informática más importante en la administración de almacenes, mediante la cobertura de múltiples actividades propias de los almacenes. Este sistema también dirige y optimiza el inventario basado en información de tiempo real.

Se define entonces que el WMS es la gestión y optimización mediante el uso de aplicaciones de informática para el inventario y el almacén, así como los factores más importantes que se deben considerar para la administración eficiente del mismo.

La gestión de almacenes es un proceso crucial que busca regular los flujos entre la oferta y la demanda, optimizar los costos de distribución y satisfacer los requerimientos de ciertos procesos productivos.

El conocimiento de la gestión de almacenes es necesario para el control de recursos y capacidad del almacén dependiendo de su diseño y cantidad de mercancía que reposará dentro de las instalaciones que satisfaga la demanda de los clientes y el recibo de proveedores.

Como respaldo a lo anteriormente expuesto, el avance de la e-logística ha permitido el desarrollo de nuevas tecnologías, herramientas y sistemas que dan soporte al WMS. A continuación se describen dos herramientas más utilizadas, sin embargo, no son las únicas en el mercado:

Código de Barras

Son sistemas de codificación que permiten identificar de manera inequívoca un producto, mediante la colocación de una etiqueta con una serie de números lo que a su vez permite la simplificación de los procesos y mejor control de la mercancía mediante el uso de lectores especiales en el almacén.

Radiofrecuencia

El RFID es una herramienta que permite identificar por medio de una antena el tipo y cantidad de producto que ingresa al almacén de forma automática. Esto se debe a que los productos poseen un microchip lo que le permite ser identificado.

Una vez definidos estos dos factores es necesario medir y controlar la salida de mercancía que los clientes necesitan. Este proceso en los últimos años es llevado desde sistemas digitales que permiten generar informes detallados. Es por esto que la cadena de suministro también forma parte relacionada con la e-logística. A continuación se explica la relación entre estas.

E-Logística y la administración de la cadena de suministro – SCM

La práctica de la gestión de la cadena de suministro es guiada por algún concepto básico subyacente que no han cambiado mucho a lo largo de los siglos. Estas son algunas de las definiciones de una cadena de suministro:

  • Una cadena de suministro es la alineación de las empresas que traen productos o servicios necesarios para el mercado.
  • Una cadena de suministro consta de todas las etapas implicadas, directa o indirectamente, en cumplimiento de una petición del cliente. La cadena de suministro no solo incluye los fabricantes y proveedores, sino también los transportistas, almacenes, minoristas, y los propios clientes.
  • La coordinación sistémica y estratégica de las funciones tradicionales de negocios y las tácticas a través de estos negocios dentro de la cadena de suministro, a los efectos de mejorar el rendimiento a largo plazo de las empresas individuales y de la cadena de suministro en su conjunto.

El SCM, siglas del inglés Supply Chain Management, se refiere a las herramientas y métodos cuyo propósito es mejorar y automatizar el suministro a través de la reducción de las existencias y los plazos de entrega.

Las herramientas SCM se basan en información sobre la capacidad de producción que se encuentra en el sistema de información de la empresa para hacer pedidos automáticamente. Por eso, las herramientas SCM tienen una fuerte correlación con la gestión integral de la empresa. En teoría, una herramienta SCM permite rastrear el paso de las piezas (trazabilidad) entre los distintos participantes de la cadena de suministro.

Otra forma de definir a la SCM es como la administración y mando de todos los materiales, fondos e información relacionada en el proceso de la logística, desde la adquisición de materias primas a la entrega de productos acabados al usuario final. Por lo tanto el SCM incluye vendedores, instalaciones de manufactura, proveedores de logística, centros de distribución interna, distribuidores, mayoristas y otras entidades que conducen al usuario final.

Existe diferencia entre la SCM y logística, puesto que la logística se encarga de la gestión de los productos físicos, de los servicios, del flujo financiero y la información correspondiente a través de la organización, desde el proveedor hasta el cliente final o consumidor, mientras que la SCM comprende el manejo de los procesos de la cadena de valor del negocio, desde el punto de abastecimiento, al punto de consumo. Luego, la primera hace parte integrante de la segunda.

La SCM, abarca la reingeniería de los procesos de la cadena de valor de las organizaciones, con el objetivo de garantizar un flujo constante tanto de materiales y servicios, como de la información respectiva.

En una red logística, el traslado de información juega un papel tan importante como el traslado de productos. Sin un sistema de información que haga un traslado eficiente de la información entre las organizaciones de la red logística, hace que el traslado de los productos resulte sin duda más costoso, más complicado y más lento. Internet facilita a las empresas una plataforma común que permite la integración fácil y accesible de los sistemas de información de las distintas empresas. El impacto que tiene el internet en la red logística de distintas organizaciones no es solo a nivel del área de compras, es una herramienta ideal para alcanzar la integración entre empresas con el objetivo de mejorar la experiencia del servicio que tiene el cliente final.

Es por esto que la e-logística y la SCM, están muy relacionadas porque se complementan durante la ejecución de sus procesos, y uno de los puntos críticos y más complejos dentro de la cadena de suministro en las compañías es el proceso de almacenamiento (warehousing), el cual no ha podido ser eliminado por completo con la metodología Just In Time (JIT) ni con los famosos ERP’s (Sistemas integrados de software de gestión empresarial o Enterprise Resources Planning por sus siglas en inglés). Sin embargo tanto el JIT como ERP’s han logrado contribuir en motivar el uso de sistemas tecnológicos para que mejoren los procesos de la SCM.

En el diseño de una SCM de clase mundial indica que se necesita afinar estrategias, para adaptarlas a cada segmento de clientes con un enfoque pull.

El sistema de manufactura “Tipo Pull”, hace parte integral de la filosofía de producción conocida como “Just In Time” (JIT), la cual busca evitar exceso de equipos y operarios, por medio de sistemas flexibles que puedan adaptarse a las modificaciones debidas a problemas y fluctuaciones de la demanda y esto nos lleva a que el comportamiento de compra de los distintos segmentos de clientes puede analizarse mediante un enfoque cuantitativo.

Un primer acercamiento es incorporar el concepto de canales de distribución al análisis de la estrategia de las SCM. Es difícil que una empresa venda y distribuya sus productos por un solo canal, siendo esta diversidad también una fuente de complejidad por el lado de la demanda y una razón poderosa para considerar a los canales de distribución parte importante dentro de los sistemas de la SCM.

Se puede enfocar que los mercados globales crecen cada vez más eficientes, la competencia ya no tiene lugar entre las empresas individuales, sino entre cadenas de valor. Por lo tanto, los ejecutivos están desarrollando asociaciones de cooperación a través de SCM en un intento de reducir costos, mejorar el servicio y obtener una ventaja competitiva.

Todas estas relaciones entre empresas se fundamentan en principios de colaboración y compromiso mutuo de ambas partes, los cuales establecen enfoques claros de los objetivos que deben cumplir para obtener soluciones simplificadas, y a la implementación de estándares basados en arquitecturas y modelos de datos comunes.

E-Logística y la administración de la relación con el cliente – CRM

Un sistema CRM es definido como la mejora al tratamiento de información tomando en cuenta todos los procesos por la cual cursa para así poder obtener resultados relevantes los cuales ayudan en el desarrollo de gestión de negocios en la empresa permitiendo una debida atención a requerimientos al cliente.

En relación a lo descrito anteriormente, es una estrategia empresarial para medir a sus clientes y establecer ponderaciones al evaluar el comportamiento individual de cada uno de ellos. A partir de este concepto las empresas invierten en programas electrónicos que le permite monitorear sus movimientos de pagos, demanda e incluso su punto de reorden.

El CRM está enfocado en la administración de los clientes. Pero si no existen sistemas enfocados en procesos será muy difícil satisfacer las necesidades de los clientes. Es por esto que la e-logística se ve también relacionada con los sistemas que regulen procesos.

E-Logística y la planificación de recursos empresariales – ERP

Un sistema ERP es software desarrollado para automatizar y organizar el trabajo. Es un sistema de información, el cual es responsable de la administración y planificación de tareas específicas de la empresa, que ayuda a mejorar el rendimiento y manipulación de los datos que esta maneje. A su vez se trata de un sistema muy dúctil, que se puede adaptar a empresas dependiendo de su actividad.

Los ERP son sistemas que integran el manejo de la información para que sea más precisa, rápida y de fácil acceso a la organización.

La relación que mantiene un sistema ERP con la e-logística puede darse de forma interna y externa en la empresa. Es posible encontrar una fusión del inventario físico y la administración, estas al ejecutarse con la misma sincronía se logra optimizar las redes de distribución.

Conociendo que un sistema ERP busca gestionar la información para que sea de fácil acceso a todos los miembros de la organización, podemos mencionar que el manejo que realice un operario dentro un almacén en relación a los productos que la empresa maneje, conlleva conocer más del uso que éste tenga, mayor información y mantenimiento que deba realizarse.

El ERP busca que la e-logística sea capaz de detectar, controlar y corregir los procesos, recordemos que entre más se reduce el tiempo de respuesta a un cliente, mayor será nuestra diferenciación en el mercado, por lo que podemos decir que adquirir un ERP y aplicarlo a las prácticas que ya maneja la empresa ocasiona cambios que mejoran significativamente la relación proveedor-cliente.

Conclusiones

Una vez desarrollado el estado del arte, podemos concluir que la logística ha sufrido transiciones para satisfacer las necesidades de la era digital, a tal punto que el desarrollo de las tecnologías de información y telecomunicaciones ha permitido el desarrollo de transacciones comerciales electrónicas, lo que a su vez tiene un impacto positivo en los procesos logísticos, logrando un mejor manejo de la información, reducción de costos y facilitando las actividades logísticas. Basados en el desarrollo del estado del arte se puede inferir que resulta necesario una correcta ejecución de cuatro sistemas claves: WMS, SCM, CRM y ERP, los cuales permiten que la e-logística se desarrolle, no solo de manera correcta, sino que optimice el rendimiento económico y el flujo de tiempo que la mercancía es traslada en las diferentes etapas del proceso.

Las empresas que deseen implementar los principios de la e-logística no deberán tomar la iniciativa como la respuesta a la tendencia que han tomado las grandes empresa de realizar estas correcciones; más bien deberán adquirir el conocimiento o los principios de la e-logística para iniciar un análisis exhaustivo de las necesidades presentes y determinar planes de acciones estratégicos que no comprometa el proceso operativo ni el desarrollo organizacional de la empresa.

Fuente: Journal of Undergraduate Research- The four axes ‘WMS, SCM, CRM and ERP’ for e-logistics – Autores: Melani Zucco Monti ; Franklin Gómez Samaniego ; Rita Carrera González, Carlos Alveo Lorenzo & Miguel Vargas-Lombardo

Adaptado por la División Consultoría de EvaluandoERP.com

 

¿Qué Software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores

Suscríbase a nuestras novedades

Suscríbase a nuestras novedades

¿está interesado en nuestros contenidos de ERP? Suscríbase para nuestros newsletter y no deje de estar informado.

¡Listo, ya está suscripto!

Share This