Lean Manufacturing es un conjunto de herramientas que le ayudarán a eliminar todas las operaciones que no le agregan valor al producto, servicio y a los procesos, aumentando el valor de cada actividad realizada y eliminando lo que no se requiere. Reducir desperdicios y mejorar las operaciones, basándose siempre en el respeto al trabajador

Cuando las organizaciones inician el proceso de selección de herramientas de TI y específicamente la selección de un ERP (Enterprise Resource Planning), es porque han llegado a alcanzar un nivel de complejidad en sus procesos que les implica manejar un mayor volumen de información.

Lean Manufacturing es manufactura esbelta

El control de esta información y la necesidad de una toma de decisiones cada vez más rápida y demandante vuelven crucial el uso de tecnologías de software como los sistemas ERP. Estos sistemas ayudan de manera significativa a que las organizaciones implementen las mejores prácticas para el control de sus procesos, pero es en esta etapa es importante determinar qué tan lejos o tan cerca se encuentra un empresa de esta buenas prácticas, es otras palabras ¿La organización está lista para llevar a cabo estas buenas prácticas en todos sus procesos operativos y administrativos?

Aquí es donde la Manufactura Esbelta o Lean Manufacturing puede ayudar a que una organización logre mejorar sus procesos internos. Lean Manufacturing y ahora también Lean Office, son un conjunto de herramientas que le ayudan a eliminar todas las operaciones que no le agregan valor al producto, servicio y a los procesos, aumentando el valor de cada actividad realizada y eliminando lo que no se requiere.

Ambas herramientas: LEAN + ERP, se pueden integrar de manera exitosa, las cuales en conjunto buscan simplificar y automatizar los procesos, con todos los beneficios que estos dos conceptos implican.

¿Cómo funciona?

Antes de iniciar la implementación del sistema ERP se trabaja con la organización en:

  • Quitar todas las actividades que no agregan valor. En la mayoría de las ocasiones cuando se identifican estas actividades que no agregan valor el personal se da cuenta que no saben porque tenían que realizarlas.
  • Que los responsables de cada proceso conozcan las buenas prácticas. Y las lleven a cabo antes incluso de implementar el ERP.
  • Que todos los procesos de la organización queden alineados a los requerimientos del cliente y no al revés. Esto es un cambio total de paradigma, el cliente no se va a adaptar a lo que el vendor pueda dar, sino a lo que el mercado le pueda ofrecer.

Cuando estos elementos se cumplen, la organización tiene todo el potencial para implementar un sistema ERP ya que en este punto se conoce cómo se debe de trabajar para satisfacer al cliente y se han eliminado un gran número de actividades que no agregan valor. Entonces el ERP será la herramienta que permita: la automatización de los procesos, un manejo eficiente de la información y una toma de decisiones eficaz.

División consultoría www.evaluandoERP.com

 
Share This
Suscríbase a nuestras novedades

Suscríbase a nuestras novedades

¿está interesado en nuestros contenidos de ERP? Suscríbase para nuestros newsletter y no deje de estar informado.

¡Listo, ya está suscripto!