Cuando las organizaciones se embarcan en una iniciativa de software empresarial, necesitan preguntarse: ¿Es esta una implementación de ERP relativamente simple, o se trata de una transformación digital más amplia? Al final de la nota fijamos posición respecto a este artículo originado en una firma de consultoría.

Puede sonar como un poco importante, una sutil diferencia en la nomenclatura, pero la respuesta a esta pregunta tiene consecuencias significativas en cuanto a la forma en que la iniciativa será planificada planificada, la forma en que se toman las decisiones y el enfoque general del proyecto.

Tecnología disruptiva en lugar de automatizar el status quo

Los autores afirman que las implementaciones de ERP, a menudo, se centran en la automatización de procesos ineficientes. Como mucho, los sistemas ERP pueden proporcionar mejoras incrementales en los procesos de negocio.

Gráfico - Mejoras que producen los sistemas ERP - Fuente: EvaluandoERP.com

Gráfico – Mejoras que producen los sistemas ERP – Fuente: EvaluandoERP.com

Las transformaciones digitales, por otra parte, producen disrupciones y mejoran los modelos de negocio. Más específicamente, estas iniciativas encuentran de forma innovadora maneras de aprovechar la tecnología para proporcionar mejores productos y servicios a los clientes.

Mientras las implementaciones de ERP buscan mayor eficiencia sin necesidad de cambiar el modelo de negocio, las transformaciones digitales producen cambios en el modelo de negocio, y habilitan los procesos de soporte.

Reingeniería de procesos de negocio en lugar de mejoras incrementales

Las implementaciones de ERP se centran en producir mejoras incrementales en los procesos de negocio. Por ejemplo, buscar las formas más eficaces para realizar las funciones existentes.

Las transformaciones digitales permiten “saltos cuánticos” de mejoras en los modelos de negocio.

Los nuevos sistemas ERP pueden proporcionar mejores datos y funciones para entregar mejores productos y servicios a los clientes, las transformaciones digitales pueden cambiar los productos y servicios que se entregan a los clientes y cómo se entregarán.

El verdadero proceso de reingeniería de negocios es posible solo mediante la transformación digital.

La tecnología que “mejor calce” en lugar de tomar partido por una solución tecnológica

Con frecuencia las empresas sienten que necesitan seleccionar una sola plataforma de tecnología para automatizar la totalidad de su operación de negocios. Sin embargo, la tecnología no puede ser todo para todos.

Un único sistema ERP puede no ser la mejor respuesta. Las organizaciones inteligentes persiguen aprovechar la tecnología para mejorar sus negocios mediante la exploración de una gran cantidad de opciones disponibles para ellos. Las tecnologías modernas son flexibles y fáciles de integrar, por lo que las empresas no necesitan de una plataforma única, tal como sucedía en el pasado.

Los empleados aceptan nuevas tecnologías en lugar de entrenamiento transaccional

Históricamente las implementaciones de ERP abordaron la gestión de cambio organizacional como un medio para la formación de los empleados en los nuevos sistemas.

En contraste, las transformaciones digitales se concentran en la habilitar a los empleados para la aceptación de las tecnologías, normalmente mediante programas integrales de transición.

En las implementaciones de ERP las inversiones en cambio organizacional son insuficientes y esta es una de las razones de las altas tasas de fracasos. En la otra mano, las transformaciones digitales invierten en el lado “humano” (gente) de la ecuación.

Diez pasos para una transformación digital efectiva

  1. Determinar si usted está realmente listo para una transformación digital completa en lugar de una implementación de ERP relativamente simple.
  2. Defina su estrategia de transformación digital.
  3. Evalúe sus opciones tecnológicas y de software.
  4. Determine cómo la tecnología producirá una disrupción en su negocio y cómo le facilita los reingeniería de procesos.
  5. Determine cómo va a gestionar el cambio organizacional y cultural para facilitar la transformación.
  6. Desarrolle un plan de implementación.
  7. Gerencie la tecnología, las personas y los procesos de implementación.
  8. Integre los “silos” de información y la tecnología.
  9. Fomente la mejora continua a través de un centro de excelencia de transformación digital.
  10. Acuda a consultores independientes de software para recibir ayuda.

La transformación digital ofrece grandes oportunidades para algunas organizaciones. Para otros, proporciona opciones abrumadoras que pueden ser difíciles de navegar. Por ello, muchos organizaciones incorporan inteligencia de negocio (Business Intelligence) en su estrategia de TI.

Nuestra opinión

Si bien los autores han querido enfatizar que la transformación digital es la nueva tierra prometida de la tecnología, a nuestro criterio las dos iniciativas no se oponen sino que se complementan.

Aunque no produce una disrupción, la implementación de un ERP es una buena oportunidad para realizar cambios en los procesos ineficientes o eliminarlos.

Mientras que la transformación digital habilita a nuevos modelos de negocio, la implementación del ERP será la que en definitiva optimizará todo lo que hace una empresa para que esos nuevos modelos funcionen en un marco de rentabilidad y valor para la comunidad de la empresa.
El ERP seguirá evolucionando para apoyar la transformación digital mediante implementaciones rápidas, modelos a demanda, implementaciones híbridas, ERP Social y otros cambios que vendrán.

Fuente: Everything you need to know about digital transformation, Panorama Consulting Solutions

Traducido y adaptado por la División consultoría de EvaluandoERP.com

 
Share This
Suscríbase a nuestras novedades

Suscríbase a nuestras novedades

¿está interesado en nuestros contenidos de ERP? Suscríbase para nuestros newsletter y no deje de estar informado.

¡Listo, ya está suscripto!