¿Qué Software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores

La tendencia a integrar procesos en las organizaciones, viene siendo cada vez más clara, tanto para la automatización de aspectos operativos, como productivos. En tal sentido, la adopción de un ERP (Enterprise Resource Planning), para facetas de negocios tales como planificación, manufactura, finanzas, ventas, recursos humanos, entre otras, permite centralizar los datos, y trabajar con sistemas modulares y adaptables a los requerimientos de cada área de la empresa, unificando así criterios y centralizando la información, facilitando el proceso para la toma de decisiones.

De esta manera, la adopción de un software de gestión ERP, permite un aumento de la competitividad, al generar la posibilidad de controlar las operaciones e integrar la información. Más allá de ello, resulta imprescindible analizar algunos aspectos antes de dar el salto a la implementación de esta clase de soluciones, intentando asegurar, por ejemplo:

  • Que el sistema permita un control y seguimiento de los distintos procesos productivos, sus etapas y estadios.
  • Que la información disponible, combinada con la funcionalidad del sistema, permita optimizar el abastecimiento de materias primas e insumos, sus inventarios y su utilización.
  • Que el sistema permita determinar en forma óptima los recursos a utilizar para cada etapa y momento (maquinarias, recursos humanos, materiales, etc.)
  • Que se encuentren contemplados los procesos de mantenimiento de equipos e integrados con los procesos de compras y contratación de servicios.
  • La facilidad del sistema a implementar para interactuar con dispositivos o sistemas específicos de planta.
  • Que cuente con la funcionalidad necesaria para la trazabilidad de los bienes producidos, como así también de las materias primas, materiales, insumos, maquinarias y recursos humanos que participan en el proceso productivo.
  • Que posea herramientas que permitan gestionar y controlar los costos como así también simular escenarios alternativos para la toma de decisiones.
  • Que tenga una fuerte integración con el resto de los procesos vinculados (comprar, vender, pagar, contratar, etc.)
    Que cuente con un sólido proceso de presupuestación de ventas, el cual se transformará en el plan de producción y sus resultados.

En síntesis, a la hora de elegir un ERP es necesario contemplar la posibilidad de integrar varios sistemas en una única solución. Con un sistema flexible, sólido y escalable, que entregue respuesta a las necesidades y requerimientos de las organizaciones optimizando los tiempos, y reduciendo los márgenes de error, se puede lograr un aumento de la competitividad y controlar e integrar mejor la gestión de la información. Esta opción, comienza a vislumbrarse como una realidad de gestión eficaz y adaptable a cada tipo de empresas.

Por Federico López Figueredo, Director de Servicios, Softland Argentina

 

¿Qué Software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores

Suscríbase a nuestras novedades

Suscríbase a nuestras novedades

¿está interesado en nuestros contenidos de ERP? Suscríbase para nuestros newsletter y no deje de estar informado.

¡Listo, ya está suscripto!

Share This