¿Cuántas ideas innovadoras no han llegado nunca a implementarse por falta de recursos? La democratización de la informática para PYME y ‘start-ups’. La incapacidad de realizar las inversiones necesarias para poner en práctica una nueva idea, un nuevo producto o un nuevo servicio suele ser la razón por la que multitud de ideas innovadoras se han quedado en la mente de sus ideólogos. Esta realidad es aún más cierta para las pequeñas empresas, dadas sus mayores restricciones financieras.

La inversión que requiere el lanzamiento de nuevos productos y servicios suele ser considerable y estas empresas, en muchas ocasiones, no disponen del capital necesario para hacerlo, lo cual inhibe su capacidad innovadora.

En este sentido, la tecnología ha demostrado con creces su capacidad para facilitar la puesta en marcha de nuevas iniciativas de negocio. Su evolución en la última década ha transformado la sociedad y el mundo de los negocios en su conjunto. La rapidez con la que cambian las cosas provoca que un recurso fundamental para las empresas sea el análisis de información y el conocimiento de sus clientes, aspectos en los que la democratización de la informática para pymes se encuentran en desventaja frente a las grandes empresas. Éstas últimas han realizado importantes inversiones en tecnologías de la información y mantienen departamentos de TI que les permiten explotar las grandes cantidades de información disponible. El costo de estos sistemas internos está fuera del alcance de la democratización de la informática para pymes, que se caracterizan por el uso de sistemas informáticos obsoletos en muchos casos. Es aquí´ donde el cloud computing o computación en la nube se presenta como una alternativa, ya que constituye un acelerador de los beneficios de la tecnología para start-ups y para las pequeñas y medianas empresas (PYME). Los servicios de aplicaciones, almacenamiento e infraestructura ofrecidos por los servidores de cloud permitirán a muchas la democratización de la informática para PYME competir en igualdad de condiciones tecnológicas con las grandes corporaciones. Las importantes inversiones informáticas requeridas se dejan atrás para dar paso a una capacidad computacional bajo demanda, convirtiendo un costo fijo elevado en variable y, por tanto, reduciendo el riesgo incurrido en el lanzamiento de nuevos productos o servicios, o la puesta en marcha de nuevos negocios.

La PYME a la altura de las corporaciones

La nube eleva el terreno de juego de las PYME hasta el nivel de las grandes corporaciones, dando paso a un tejido empresarial más dinámico y marcado por la innovación, en el que se acorta el tiempo que transcurre desde la concepción de una idea hasta su salida al mercado. En última instancia, se espera que se amplíe el espectro de la oferta de productos y servicios de los que algunos tendrán éxito y se expandirán, mientras que otros no lo tendrán y desaparecerán. La rápida evolución del mercado y la flexibilidad ofrecida por el cloud computing permitirá´ a las empresas con productos o servicios exitosos crecer rápidamente, mientras que las menos exitosas podrán retirarlos con la misma rapidez y buscar nuevas soluciones, dado que el bajo costo de lanzar nuevos productos permitirá´ a las PYME probar varias veces hasta tener éxito.

Los beneficios del cloud computing son sustanciales, pero ¿Son las PYME conscientes de las posibilidades que ofrecen los proveedores?

El atractivo de la nube para las PYME

Las PYME deben enfrentarse a una ralentización del consumo, lo que aumenta las presiones competitivas en el mercado, y todo ello con menos recursos a su disposición.

En este contexto, el cloud computing se presenta como una alternativa muy atractiva para reducir costos y aumentar su competitividad. Por ello, algunas empresas se están animando a sustituir las configuraciones de sistemas tradicionales y servidores internos por los modelos de computación basados en la nube. Los sistemas tradicionales requieren inversiones periódicas y el establecimiento de un departamento de TI o la contratación de personal especializado en su gestión. En comparación, los sistemas basados en la nube son sencillos, puesto que se puede acceder a ellos por medio de un navegador e, incluso, trabajar de forma remota a través de terminales móviles. También se delegan en el proveedor las tareas de mantenimiento y, lo que es más importante, las de mejora de los sistemas. Estas características permiten a la democratización de la informática para PYME reducir sus inversiones iniciales y recortar sus costos de mantenimiento. Los proveedores de servicios en la nube se encargan de actualizar los sistemas de forma centralizada y los valiosos recursos que se dedicaban a este fin se ven liberados, con lo que pueden enfocarse al desarrollo de aplicaciones innovadoras o nuevos proyectos que repercutan en beneficios para el negocio.

Es precisamente esta potencial reducción de costos lo más atractivo del cloud computing para las PYME.

No solo se trata de costo, sino también de tiempo

Otro atractivo del cloud computing para las PYME es la reducción de los tiempos de implementación y actualización. Las aplicaciones basadas en la nube pueden estar operativas en pocos días y los usuarios pueden aumentar o disminuir los recursos asignados a ellas de manera prácticamente inmediata. Además, el usuario recibe seguridad y mejoras en el rendimiento de forma automática y sin un costo adicional. La razón no es otra que la reducción de los ciclos de desarrollo y prueba que se han producido en las aplicaciones de nueva generación gracias a la facilidad de reutilización de recursos existentes, así´ como el impulso de las iniciativas de código abierto. Esto permite que los nuevos negocios puedan comenzar su actividad prácticamente en cuestión de horas. Además de esta reducción significativa del “time to market”, se maximiza el rendimiento de la inversión en TI que deben realizar las empresas, con lo que se fomentan las nuevas oportunidades de negocio.

El correo electrónico, un servicio sencillo de migrar

Las pequeñas y medianas empresas están comenzando a adaptar sus negocios al cloud computing de manera progresiva. Sin duda uno de los servicios más sencillos de migrar a la nube es el correo electrónico. Si ha utilizado el servicio de correo de Google, Hotmail o Yahoo, ya ha hecho uso del e-mail en la nube. Sin embargo, un servicio más profesional y totalmente funcional obligaba a crear un servidor propio de correo, como Microsoft Exchange Server, más complejo, caro y con alto costo de servicio de soporte. En la actualidad, servicios como Microsoft Hosted Exchange o Google Apps Premium Edition proporcionan correo electrónico profesional a una fracción del costo de las soluciones tradicionales. Los proveedores de cloud e-mail gestionan completamente el servicio, ocupándose de todos los requisitos de configuración inicial, la transición desde los sistemas actuales y el soporte a los usuarios. La democratización de la informática para PYME tienen ahora acceso a servicios profesionales de correo electrónico con unas garantías de disponibilidad, seguridad y flexibilidad que estaban fuera de su alcance hasta ahora.

¿Y Office?

La migración del correo electrónico a la nube es un pequeño paso; sin embargo, el espectro de aplicaciones ofrecidas en la nube es enorme. Los proveedores ofrecen alternativas on-line de aplicaciones estándar como procesadores de textos, hojas de cálculo y herramientas para la elaboración de presentaciones, o incluso sistemas operativos virtuales que prácticamente eliminan la necesidad de contar con un PC para cada empleado. Otra área de especial atractivo para la democratización de la informática para PYME es la explotación de la información sobre los gustos de los clientes. En un mundo cada vez más sofisticado y complejo, obtener información acerca de las preferencias de los clientes que permitan la adaptación de los productos a ellas es un factor fundamental. El cloud computing abre las puertas de las capacidades de procesamiento de información únicamente accesibles hasta ahora para las grandes empresas. De hecho, parece que las aplicaciones de CRM o gestión de ventas en nube son las que despiertan un mayor interés entre la democratización de la informática para PYME.

La variada oferta de servicios disponibles en la nube para PYME resulta especialmente interesante cuando se analiza desde la perspectiva del sistema pay-per-use (Pago por uso). Los ahorros percibidos son mayores en el caso de la democratización de la informática para PYME que de las grandes corporaciones (Véase figura 3), puesto que los grandes proveedores de cloud les dan acceso a las economías de escala. De este modo se mitigan las necesidades de inversión de las empresas de nueva creación o las que están expandiéndose, fomentando la innovación y la competencia en el mercado y ofreciendo la oportunidad a la democratización de la informática para PYME de competir con las mismas capacidades informáticas que las grandes corporaciones.

A esto hay que sumar que los servicios suministrados por los grandes proveedores de nube ofrecen a las pequeñas y medianas una característica diferencial frente a los servicios gestionados de forma interna: el soporte al usuario. Este servicio resulta un factor diferenciador para estas compañías, que no disponen de los recursos tan caros. Las economías de escala obtenidas por los grandes proveedores de cloud computing permiten abaratar los costos de estos recursos al maximizar su utilización, puesto que son compartidos por un gran número de empresas, y los tiempos muertos característicos de este tipo de soporte se ven significativamente reducidos. Además, las actualizaciones automáticas del servicio sin intervención por parte del usuario eliminan una de las causas principales de llamadas a soporte.

Fuente: ACCENTURE – Cloud La tercera ola Adaptado por la División consultoría de EvaluandoSoftware.com

 
Share This
Suscríbase a nuestras novedades

Suscríbase a nuestras novedades

¿está interesado en nuestros contenidos de ERP? Suscríbase para nuestros newsletter y no deje de estar informado.

¡Listo, ya está suscripto!