Al decidir sobre invertir o no invertir en un ERP (Enterprise Resource Planning), entra en tela de juicio un tema importante: ¿Se recuperará alguna vez lo invertido? y -de ser el caso- ¿Cuánto tiempo tomará?

Lo cierto es que integrar un ERP a una empresa no es algo que se consigue de la noche a la mañana. Requiere de una serie de procesos cuya flexibilidad, practicidad y eficiencia dependerán en gran parte del proveedor que finalmente elija. Lo que se busca es el mejor software ERP al mejor precio, con la seguridad de que al final se contará con una herramienta de software de alto nivel de calidad y parametrizada a las necesidades de su empresa.

Dependiendo de la elección, invertir en un ERP puede significar ahorrar más o menos

Hoy día es difícil medir el retorno de la inversión en tecnologías de la información. Existe la “falta de visión” de directores generales o dueños de empresas que normalmente consideran que invertir en un ERP  (Enterprise Resource Planning) es un gasto innecesario, un bien “intangible” que al final de cuentas, de acuerdo a las opiniones de expertos, más que ser un “gasto” es una verdadera inversión que bien podría generar beneficios importantes en una empresa.

Habría que ser un poco pacientes para ver los resultados de una inversión en un ERP ya que si bien es funcional y benéfico para el mundo empresarial, se requiere de tiempo y determinación por parte de las empresas para adaptar sus modelos de negocio a la nueva forma de trabajo, para comenzar a disfrutar de sus beneficios.

En el video “Vacaciones con un ERP” puede ver cómo disfrutar de los beneficios de un ERP.
Pero es importante que durante la evaluación de las distintas opciones ERP existentes en el mercado, se seleccione de manera adecuada ya que dependiendo de la elección, puede significarle el ahorrar más o menos.

Existen proveedores que cada vez hacen más accesible un ERP con la finalidad de cubrir otros mercados. Incluso se diseñan atractivos esquemas de financiamiento. Otro ejemplo son aquellos proveedores que ofrecen la plataforma bajo un esquema hosteado, permitiendo que las empresas medianas que no tengan la infraestructura de servidores puedan albergarlo en los servidores del proveedor ERP (servicio de hosting).

Para que la inversión de su ERP funcione, deberá elegir una plataforma flexible capaz de ser adaptable a las necesidades particulares de la empresa, mediante un previo servicio de consultoría de negocio, para poder ser parametrizado de acuerdo a las necesidades particulares.

Elegir e invertir en un sistema ERP es un tema que deberá analizarse cuidadosamente para obtener la mejor opción con base a las posibilidades económicas. Habrá variables que considerar antes de hacer la inversión. Después de todo, los grandes cambios vienen de grandes decisiones.

Por Blas Briceño, presidente de Finnegans-www.finnegans.com.ar

 
Share This
Suscríbase a nuestras novedades

Suscríbase a nuestras novedades

¿está interesado en nuestros contenidos de ERP? Suscríbase para nuestros newsletter y no deje de estar informado.

¡Listo, ya está suscripto!