Quien está inmerso en la industria de la construcción, sea en una Pequeña y Mediana Empresa (Pyme) o en un nivel corporativo, sabe que la gestión de mano de obra, la logística, el monitoreo de los proyectos y la capitalización son los procesos más comunes en el sector, pero ¿cuáles son las dificultades a las que se enfrentan?.

  1. Gestión de mano de obra.
    No tener el control sobre el personal en un proyecto de construcción podría resultar en un desastre. Una de las mayores preocupaciones de las constructoras radica en estar alineadas a los estándares que garanticen la seguridad de los obreros, situación que se ve afectada por la alta rotación de los trabajadores y la tendencia a subcontratar.
  2. Logística.
    Desconocer algún punto clave en la logística de una obra es como una bola de nieve en picada, cualquier error afectará a todo el sistema, por lo que conocer la totalidad de los procesos es fundamental para el buen desarrollo de la misma.
  3. Monitoreo.
    Un proyecto puede salirse de presupuesto si no se lleva la supervisión adecuada en el uso de recursos, de preferencia en tiempo real, sobre las compras con base al presupuesto o licitación.
  4. Capitalización.
    Las grandes obras de infraestructura requieren liquidez monetaria que les de la capacidad de financiar los grandes proyectos para ganar las licitaciones.

Como mencionamos al inicio, no importa el tamaño de la constructora, todas pasan por estos procesos y en mayor o menor medida se enfrentan a las mismas problemáticas.

¿Qué hacer entonces?

Todas las empresas están preparadas para la tecnología, algunas irán escalando poco a poco los ciclos de madurez y, en el caso de utilizar una solución específica, recibirán la asesoría y las herramientas adecuadas según el escalón en el que se encuentren.

Lo que cualquier compañía busca al utilizar recursos tecnológicos, independientemente de si pertenece a la industria de la construcción o no, son cuatro cosas:

  • Optimización de tiempos.
  • Registro digital de la gestión logística.
  • Acceso fácil a la información generada y en consecuencia.
  • Efectividad en el Business Intelligence (BI).

En la industria de la construcción existen todo tipo de situaciones, desde aquellas a las que se resisten al cambio hasta las que adoptan la tecnología muy bien desde el inicio.

Sin embargo, el común denominador en el corto plazo, en ambas experiencias, es la satisfacción de haber echado mano de la tecnología para sacar el máximo potencial de sus recursos.

Por Vicente Credidio
Director General para el HUB Norte América Latina TOTVS

Share This