Aunque que el Mercado ERP es maduro y posee multitud de adaptaciones sectoriales (verticalizaciones), todavía existe una parte de la industria que está esperando, y que al mismo tiempo necesita, las cualidades y ventajas que aporta el ERP (Enterprise Resource Planning) a la gestión en la empresa.

Este mercado es el de las industrias de proceso, donde hay compañías químicas, farmacológicas, cosméticas, salud, semillas… y también, en cierta medida, las alimentarias. Existen una serie de desventajas que muestran los ERP en las industrias de proceso frente a las industrias de fabricación discreta.

¿Cómo distinguir una empresa de proceso?

Para responder a esta pregunta debe mirar en la planta de producción cuáles son los procedimientos de elaboración de los productos. Así pues, si para realizar un producto, o una parte del mismo, se realiza un proceso continuo o se realiza mediante un lote de materiales que es indistinguible, entonces estará ante una empresa de proceso.

Como siempre es mejor un ejemplo ilustrativo que una definición. Piense en una empresa que fabrique un refresco: dicha fabricación empieza en un tanque donde inicialmente se realiza una mezcla y a partir de ahí un flujo continuo que finaliza en el embotellado. Durante todo este proceso hay multitud de tareas y monitorizaciones (calidad, sabor…) pero en ningún momento llega a un estado final que permita tener productos semielaborados.

Y el hecho de no tener estados intermedios en la fabricación es un valor añadido a la hora de optimizar la producción (ej: si encuentra un tanque de refresco que no es suficientemente dulce, añade azúcar y a embotellar), no obstante dificulta el seguimiento y la integración en la gestión del ERP ya que no posee fases y subfases claramente definidas.

¿Es posible implantar un ERP en industrias de proceso?

La respuesta es absoluta y claramente sí, pero la contrapartida es su dificultad y laboriosidad. Encontrará dificultad en todo el tema legislativo al respecto que soportan este tipo de empresas, ya que:

  • Necesitará un seguimiento de lote exhaustivo. Tendrá que proporcionar a partir de cualquier código de barras o número de lote de un producto final los lugares, tratamientos y sucesos en los que haya intervenido el contenido del producto con dicho código.
  • Deberá proporcionar información correcta sobre el estado del contenido del producto a las plataformas logísticas, ya que ellas deben garantizar los niveles de calidad deseados por el cliente.
  • Test de calidad durante todas las fases del proceso que garanticen tanto la legislación vigente como los niveles que desee incorporar la empresa a sus productos.
  • La actividad diferenciadora por excelencia: los Reprocesos. Un reproceso es una actividad en la que el material de entrada y el de salida es el mismo salvo por un cambio en los niveles de ciertos atributos.
  • Siguiendo con el ejemplo de la fabricación de refrescos, se trataría de un proceso de filtrado en el que se hace pasar un líquido por unos filtros, obteniendo al final el mismo producto que ha introducido pero libre de sólidos.
  • Gestión de residuos, puesto que durante la elaboración de los productos se generan deshecho y residuos que deben ser cuantificados y cualificados para su posterior gestión acorde con la legislación.

¿Cómo llevar a cabo la implantación del ERP?

En este tipo de empresas cobra una relevancia muy importante la realización de las primeras fases de un proceso de selección de ERP con mucho esmero y detalle. El diseño de procesos debe ser completo y consistente con el trabajo de toda la empresa (ventas, contabilidad, compras,…) y, además, se necesita una definición de requerimientos exhaustiva que permita evaluar al detalle.

Investigación y Desarrollo

Una de las características y ventajas competitivas de este tipo de empresas es que poseen su propio departamento de I+D donde crean sus nuevos productos y mejoras. Esta parte tiene su propia casuística (fuera de las empresas de proceso) y es muy importante determinar como interactúa este departamento con la planta de producción para adecuar la implantación del ERP.

En breve habrá una creciente demanda de empresas de las industrias de proceso que desean realmente tener un ERP que les integre todos los procesos y reemplazar los diversos software específicos y además utilizando productos estándar que facilite tanto el uso como la inversión.

Por Juan Navarro Zunzarren www.delphinph.com

 
Share This
Suscríbase a nuestras novedades

Suscríbase a nuestras novedades

¿está interesado en nuestros contenidos de ERP? Suscríbase para nuestros newsletter y no deje de estar informado.

¡Listo, ya está suscripto!