Como bien sabemos un nuevo esquema de facturación ha entrado en vigor a partir de este año en México y con ello la oportunidad de cumplir con las obligaciones fiscales, los niveles de integración de la misma en la empresa va desde la generación en forma independiente al sistema de gestión que se esté usando, hasta la integración con una Solución ERP (Enterprise Resource Planning), logrando una administración más eficiente de nuestra información.

Un nuevo esquema entra en vigor

La Factura Electrónica comenzó a ser una realidad en México desde el mes de Mayo del 2004, en que fue aprobada como un esquema con validez fiscal por el Servicio de Administración Tributaria (SAT). La normatividad que obliga a las empresas a adoptar este esquema, como comprobante legal, entro en vigor el 1 de Enero del año en curso.

Cabe mencionar que el nuevo esquema cambia sustancialmente al que se presentó en años anteriores, ya que se deberá de expedir la Factura Electrónica, sea a través de la página del SAT (Servicio de Administración Tributaria), a través de un tercero, o bien por medios propios; sin embargo en todos los casos se deberá enviar a “timbrar” por un Proveedor Autorizado de Certificación, siendo este el único que el SAT ha contemplado como proceso legal para la expedición de este documento. Esta modalidad se conoce como versión 3.0, en la cual se ha denominado al documento como Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI).

El “timbrado “del CFDI, es un proceso que consiste en la validación de requisitos, asignación de folio e incorporación del sello digital del SAT. Debido al alto volumen de empresas que tendrían que entrar en esta modalidad, se pensó en un diseño de transición que hiciera menos complejo el pase de este esquema dentro de las mismas:

  1. Las empresas que ya lo hacían con medios propios antes del 31 de Diciembre del 2010, se les respetaría el uso del modelo.
  2. Aquellas empresas que emiten con terceros (proveedores autorizados) antes del 31 de Diciembre del 2010 seguirán emitiendo en dicho modelo hasta el 30 de Junio del 2011.
  3. Empresas que no emitieron facturas durante el 2010. Quienes tengan comprobantes impresos podrán seguir utilizándolos hasta que se agote su vigencia de 2 años.

Si reportan ingresos inferiores a $4millones de pesos, podrán seguir usando comprobantes fiscales impresos, el cual tendrá un código de barras bidimensional, que será proporcionado sin costo por el SAT mediante el portal. Si reportan ingresos superiores a $4 millones de pesos, podrán usar comprobantes fiscales impresos con el código de barras bidimensional, solamente para aquellos montos que no superen los $2,000.00 pesos. El resto deberá expedirse mediante factura electrónica, y lo podrán hacer en el momento que ellos lo deseen aplicando las disposiciones que estén vigentes, en este caso con el “timbrado”.

Como adoptar la Factura Electrónica

Una empresa que decide entrar dentro de los esquemas de facturación electrónica debe tomar en cuenta puntos importantes, para que dicha decisión sea basada en objetivos alcanzables y que facilite la administración de las mismas, que es en si el objetivo principal.

  • Tener muy claros los objetivos de esta implementación, y que estos vayan de acuerdo a las necesidades de la empresa. Deberán de contemplar a las áreas relacionadas (sistemas, contabilidad, finanzas).
  • Corroborar que la solución sea válida por parte del SAT.
  • El costo de la implementación y los alcances que esta lleve.
  • Dificultad de la empresa de adaptarse al cambio, muchos usos y costumbres. Se requiere estandarizar dichos procesos.
  • Etapas de pruebas en donde se valide los detalles más importantes, como son las direcciones fiscales, los formatos de representación impresa, etc.
  • Los contratiempos iniciales, debemos recordar que la factura electrónica es para muchas empresas un esquema nuevo y como tal existe una curva de aprendizaje.
  • Integrar la factura electrónica a sus sistemas de administración o si no cuenta con uno, adquirir una solución que contenga ambos puntos integrados, ya que de esta forma estarán evitando realizar dobles esfuerzos e inversiones, que a la larga aumentarán la complejidad.

Por Softland México- www.softland.com.mx

 
Share This
Suscríbase a nuestras novedades

Suscríbase a nuestras novedades

¿está interesado en nuestros contenidos de ERP? Suscríbase para nuestros newsletter y no deje de estar informado.

¡Listo, ya está suscripto!