¿Qué Software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores

El concepto de ERP se ha vuelto viejo y obsoleto debido a las grandes transformaciones tecnológicas y de negocio que han surgido en el mundo. En esta publicación analizamos los cambios y las nuevas tendencias para el ERP y los negocios del siglo XXI.

Hace unos 40 o 50 años, el ERP comenzó en entornos donde las computadoras ocupaban grandes espacios. Las personas que tenían acceso eran unas cuantas y eran expertos en usar una computadora. Acudían a sus oficinas a trabajar con apenas un pequeño monitor insertando palabras clave o comandos para poder registrar las operaciones de estas corporaciones. Al final del día, tenían funciones limitadas y costosas. ¿Qué ha cambiado en el mundo de los negocios desde entonces?

Cambios en los negocios desde el origen del ERP a la modernidad

Cuando el ERP surgió, nació para grandes corporaciones. Empresas que podían pagar desarrollos costosos hechos a la medida para registrar las operaciones de esos negocios: Ventas, compras, contabilidad y otras.

Con el paso del tiempo, las computadoras comenzaron a ser más populares en las oficinas. Esto disparó un boom de empresas desarrolladoras de software de caja. Comprabas pequeños paquetes que adaptabas al equipo y lograbas contabilizar la empresa. Con la nueva era de internet, los negocios cambiaron. Y es que Internet lo cambió todo: el 31 de diciembre del año 2000 se calcula había unos 360 millones de internautas en todo el mundo. Nueve años después, esta cifra supera los 1800 millones de usuarios, lo que supone el 26,6% de la población mundial y un crecimiento del 400% En resumen, esto cambió con internet:

  1. Acceso a información: Modelo de consumo para cualquier persona y cosa: aprender, tener citas, pedir comida, transporte, noticias.
  2. Entretenimiento: Las personas cada vez menos televisión y radio; consumiendo más videos, música o periódicos por internet.
  3. Comunicación: Casi todo mundo contacta amigos por mensajería, videochats o redes sociales.
  4. Relaciones: Cada vez menos contacto físico. Las personas se conocen primero por internet para después tener citas. No se diga de las pláticas entre amigos, familiares o colegas del trabajo. Vivimos la época de la respuesta instantánea.
  5. Trabajo: Ya no ves a los empleados en la oficina. Ahora sus actividades pueden llevarse a cabo en cualquier momento y lugar. Los dispositivos móviles y las nuevas tecnologías permiten que los equipos de trabajo interactúen con una enorme facilidad y naturalidad, como si estuvieran reunidos en la misma sala generando grandes ahorros. Incluso las empresas contratan más personas de diferentes países con sueldos más bajos.
  6. BYOD (bring your own device – usa tu propio dispositivo): Consumo de información sin depender de equipos específicos. Esto significó una explosión en la variedad de consumo de la información, en los esquemas de contratación del personal y por supuesto en los requisitos para poder trazar todos esos datos a velocidades óptimas.
  7. Aprendizaje: Cursos por internet. Formales, informales. En video o en audio. Libros y todo tipo de material disponible para aprender.
  8. Trámites: Pasaportes, actas de nacimiento, placas y prácticamente cualquier trámite se puede emitir por internet. En el mundo hay una tendencia creciente por el gobierno digital. Se agiliza el proceso y se ahorra considerablemente en oficinas, personal y demás.

Ante todo, esto, el ERP se ha quedado atrás. ¿Cuál crees que sea el cambio más significativo de internet? ¿Cuál de estos cambios crees que deba estar en un ERP? Revisemos las tendencias.

Tendencias del ERP en el siglo XXI

Ante los cambios mencionados, es impresionante ver que cientos de soluciones ERP han quedado obsoletas. Sin embargo, siempre hay líderes que fomentan cambios interesantes. Estos cambios tienen como base estas características:

1. Bienvenido a lo ilimitado

La tecnología cada vez es más barata. Hace años, un disco duro que almacenaba unas 100 fotos podría costar unos 2 mil dólares, hoy un disco que guarda cientos de miles de fotos cuesta unos cuantos dólares. Gracias a estos cambios en la economía digital, surgirán nuevos modelos de licenciamiento de ERP que permitirán que cientos de usuarios se conecten por el mismo precio, desde cualquier lugar y desde cualquier dispositivo. El modelo por usuario quedará obsoleto y no habrá límite de transacciones.

2. Hola a los ERP mutantes

La tendencia natural del ERP será la adaptabilidad. Este punto puede ser tan benéfico como perjudicial. Se abrirán las puertas para que las empresas puedan modificar los sistemas por default.
No serán pequeños ajustes como los que ya se permiten hoy en día, hablo de generar toda una experiencia de usuario: Colores, palabras, flujos de trabajo, integración entre herramientas, cambios en la forma de operar. Sin duda la tendencia será cambiante, dependerá mucho de la gestión del proyecto lo bueno o malo que resulte.

3. Integración multi-social y multi-sistema

Abajo quedarán los accesos basados en solo el ERP. Adiós a aquellos tiempos cuando comprabas un usuario, te daban una clave y lo usabas de por vida. Lo natural será, realizar inicios de sesión por medio de redes sociales, teléfonos celulares, perfiles públicos u otros sistemas. Esto permitirá que un chat de tu red social, un video, un curso de capacitación, un trámite ante el gobierno, una transacción bancaria y los gastos/ingresos que implique cada cosa se integren al ERP.

4. Adiós a los monstruos de infraestructura

Las pequeñas, medianas y grandes empresas ocuparán cada vez menos equipos caros en sus oficinas. En lugar de eso, rentarán todos eso equipos en algún lugar del mundo. Si el negocio les exige crecer lo podrán hacer gracias a la elasticidad de computo. Un término que describe al proceso de consumir más recursos según la demanda. Esto implicará una transformación en la forma que se usa la tecnología y los recursos humanos trabajando.

5. Experiencia de Usuario

Comenzarán a emerger software ERP con interfaces gráficas o audiovisuales que permitirán el acceso a prácticamente cualquier persona. Estas interfaces serán más simples, sencillas de usar y sobre todo intuitivas. El objetivo será que cualquier ser humano, sin importar su idioma, ubicación dispositivo o tiempo laborando en una empresa tenga que aprender a utilizar el sistema. Al estar integrado con todo el ambiente digital será una experiencia grandiosa tener todo en un solo lugar.

Atrás quedarán esos silos de información: una herramienta para una tarea, otra para otra específica. Todo en uno.

Conclusiones

Para mí, internet ha sido una de las mejores creaciones del ser humano y el ERP es una herramienta que debe aprovechar internet y adaptarse a los nuevos modelos de negocio. Y debe aprovechar al 100% lo que es internet: Relaciones humanas, información instantánea, mercados cambiantes, entretenimiento, aprendizaje, libertad, tiempo libre. Estamos siendo bombardeados con cientos de datos todo el día, el ERP deberá ser un facilitador y ayudar a las empresas a integrar una verdadera cadena productiva. El tiempo requiere de mejoras, tanto de las personas como de la tecnología ¿qué cambios esperas tú en el futuro de la tecnología?

Por Tadeo Castillo,
Director Comercial en ClandBus

 

¿Qué Software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores

Suscríbase a nuestras novedades

Suscríbase a nuestras novedades

¿está interesado en nuestros contenidos de ERP? Suscríbase para nuestros newsletter y no deje de estar informado.

¡Listo, ya está suscripto!

Share This