¿Qué Software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores

Según IDC, el sistema ERP inteligente es inevitable, por lo que las organizaciones deben planificar cómo lo adoptarán y prepararán a sus empleados.

El ERP inteligente es el camino del futuro, y ese futuro es ahora. Las empresas necesitan entender este cambio mientras está sucediendo para tomar decisiones inteligentes con respecto a sus sistemas y procesos, según la analista de IDC Mickey North Rizza, quien presentó la sesión “Intelligent ERP: The Front End of the Future” en la última conferencia IDC Directions.

Según North Rizza, el mundo de los negocios ya está inclinándose hacia aplicaciones empresariales inteligentes. La investigación de IDC indica que el 35% de los líderes exigirán aplicaciones inteligentes para fines de 2018 y principios de 2019 porque desean mejorar sus procesos de negocio y su combinación de recursos. Las principales motivaciones son la reducción de la complejidad en los procesos y la cantidad de tiempo invertido en tareas para obtener más valor.

Reducir el tiempo del ciclo de ventas

La introducción de la inteligencia en las aplicaciones comerciales puede reducir en gran medida los tiempos del ciclo de ventas. Las aplicaciones pueden tomar todos los conjuntos de datos sobre productos, mercados, áreas de ventas y analizarlos en tiempo real, además de aprender el proceso a medida que avanza.

Hay tres características principales que conforman los sistemas ERP inteligentes y las aplicaciones empresariales de próxima generación, dijo North Rizza.

  1. Usarán aprendizaje automático (Machine Learning) y análisis avanzados para construir y aprender a partir de conjuntos de datos.
  2. Serán de ayuda y conversacionales (piensen en Alexa y Siri).
  3. Se sustentarán en grandes cantidades de datos en tiempo real.

Estos tres pilares crearán aplicaciones que pueden automatizar las tareas de rutina, son fáciles de usar y pueden procesar datos a velocidades muy altas.

Los sistemas ERP inteligentes tienen que ver con la automatización y el aumento, donde se puede reducir el número de pasos en un proceso comercial, y esos pasos restantes se pueden aumentar mediante el aprendizaje continuo en el sistema.

Deja que el sistema haga las cosas tediosas

Un ejemplo simple, explicó North Rizza, es la coincidencia de documentos, donde una factura, orden de compra y recibos deben conciliarse para efectuar el pago. Cualquier sistema de registro puede hacer eso ahora, pero un sistema ERP inteligente puede llevar el proceso más allá luego de hacer la coincidencia, y puede pagar algo con un factor de descuento. La inteligencia se ocupa de las cosas en el proceso, donde normalmente se debe consultar con un departamento de finanzas para pagar la factura.

“El sistema lo hará por usted”, dijo North Rizza. “Predice cuándo puede pagar algo en función del flujo de efectivo y cuándo lo obtiene”.

Los datos son otro factor clave en un sistema ERP inteligente. En una aplicación de cadena de suministro, por ejemplo, los datos de un sistema ERP inteligente pueden decirle cosas sobre un envío que antes no eran posibles, y esto puede ayudar a tomar mejores decisiones comerciales.

“Si está enviando un producto y está en el lado de la logística, querrá saber si hay un problema climático, un problema de tráfico o cualquier otro inconveniente que le afecte al llevar esos productos a donde están” dijo North Rizza.

Las aplicaciones inteligentes cambian la naturaleza del trabajo

Los sistemas ERP inteligentes afectarán la experiencia del usuario y la forma en que las personas hacen su trabajo.

En sistemas más antiguos, las personas hablarían de la información en el sistema principalmente desde el punto de vista del proceso y obtendrían lo que necesitan para hacer su trabajo. Ahora, debido a que los sistemas harán gran parte de esos procesos, las interacciones de las personas en el lugar de trabajo estarán en un nivel más alto. Pueden hablar más sobre lo que significa la información en lugar de concentrarse en cómo obtenerla. Esto significa que la gente tendrá que mirar la información de manera diferente, dijo North Rizza.

“Se trata de hacer negocios desde una perspectiva diferente que no necesita intervención humana”, dijo.

Los negocios y los departamentos de tecnología de información (TI) de una organización deben trabajar juntos mejor de lo que lo han hecho para que haya una transformación exitosa a sistemas ERP inteligentes.

La línea de negocios impulsa la adopción de inteligencia en los sistemas más que TI en este momento, afirmación basada en un estudio de IDC que indicó que menos del 13% de los profesionales de TI actúan como agentes de cambio para ayudar a pasar al siguiente nivel de la transformación digital. El ERP inteligente debe ser el núcleo de una estrategia de transformación digital, y las TI deben ser una parte esencial de eso.

“Ese estudio resalta aún más que la mayoría de las personas de TI están haciendo proyectos o se mantienen enfocados en los sistemas actuales, por lo que no pueden salirse de su camino para ayudar al comprador de la línea de negocio”, dijo North Rizza. “Esto es importante por dos razones: si eres un profesional, debes comenzar a trabajar con TI y decirles lo que necesitas, y segundo, si eres un proveedor, tienes una mina de oro si ves al grupo correcto aquí “.

Los empleados necesitan desarrollar conjuntos de habilidades

North Rizza también advirtió que los factores que hacen valioso al sistema ERP inteligente, y quizás inevitables, afectarán a los empleados de las organizaciones.

Cuando los sistemas necesitan menos intervención humana para llevar a cabo procesos de negocio, las organizaciones tendrán que decidir qué hacer con los empleados que una vez realizaron esas tareas. Las opciones esenciales son ejecutar más rápido y ahorrar los costos que se asociaron con los empleados que ya no se necesitan, o reubicarlos en trabajos en los que puedan realizar funciones de nivel superior.

“Si lo miras desde la perspectiva de la cadena de suministro, requieres menos personas para hacer lo que realmente necesitas, pero eso también significa que estas personas tienen que ir a algún lado”, dijo. “Van a jubilarse, van a tomar un nuevo trabajo en otro lugar donde la industria o el negocio no los alcanzó”.

El ritmo del cambio es muy rápido aquí. Está aquí y no hay marcha atrás.

Diferencias

Lo que diferencia al nuevo i-ERP de la anterior generación de ERP se puede resumir de la siguiente manera:

Las aplicaciones ERP son los sistemas diseñados para automatizar y optimizar los procesos de negocio, recopilando datos sobre los diversos aspectos del negocio, incluidos los detalles administrativos, las transacciones y las operaciones. Estos procesos gestionan recursos que incluyen algunos o todos de los siguientes: personas, finanzas, capital, materiales, proveedores, fabricación, cadenas de suministro, clientes, productos, proyectos, contratos, pedidos e instalaciones. El software puede ser específico para una industria en particular o diseñado para ser aplicado más ampliamente a un grupo de industrias.

Se puede implementar un paquete ERP o un conjunto de aplicaciones ERP para administrar hasta la empresa completa mientras se cumplen los objetivos empresariales u organizacionales, integrado a través de una interfaz de usuario común (UI) accediendo a un conjunto de datos común (lógico o físico) con definiciones comunes para coordinar procesos de extremo a extremo.

Las aplicaciones i-ERP son aplicaciones o suites ERP que utilizan aprendizaje automático y análisis avanzados basados ​​en un gran conjunto de datos curados para pronosticar, rastrear, aprender, enrutar, analizar, predecir, informar y administrar estos recursos y procesos comerciales. Ofrecen una experiencia de usuario asistida y conversacional, mediante la automatización de un conjunto de tareas repetibles de gran volumen y el aumento (a través de la interacción hombre-máquina) del rendimiento de tareas menos frecuentes y más novedosas. Son capaces de procesar, analizar y actuar sobre volúmenes masivos de datos en tiempo real, utilizando diferentes tecnologías. Como sistema que aprende, una aplicación i-ERP debe admitir la reconfiguración en curso para permitir el refinamiento del proceso y la adaptación de la experiencia del usuario.

Los requisitos de la aplicación i-ERP están a solicitud del profesional de la línea de negocios. Él ya no está dispuesto a esperar que sus contrapartes de TI entreguen sistemas de inteligencia progresivos basados ​​en la información. En cambio, la gente de la línea de negocios se ha convertido en el comprador, particularmente en CRM y HCM.

Fuente: Jim O’Donnell, Tech Target; The Rise of Intelligent ERP (i-ERP) By Mickey North Rizza.

Traducido y adaptado por la división consultoría de EvaluandoERP.com

 

¿Qué Software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores

Suscríbase a nuestras novedades

Suscríbase a nuestras novedades

¿está interesado en nuestros contenidos de ERP? Suscríbase para nuestros newsletter y no deje de estar informado.

¡Listo, ya está suscripto!

Share This