El mercado ofrece software según el tamaño de la empresa, es decir, diversos sistemas de gestión cuya adecuada implementación permite a las empresas mejorar la administración, gestión y productividad del negocio; además de ganar competitividad.
Al momento de decidir la incorporación de una herramienta de gestión,  es fundamental elegir software según el tamaño de la empresa. Es fundamental tener en cuenta la dimensión de la compañía y sus necesidades concretas: una PYME presenta objetivos y problemas distintos a los propios de una gran empresa. Por ello, antes de tomar una decisión, es preciso determinar cuáles son los puntos críticos que requieren la ayuda de un ERP. El tamaño y estadio de crecimiento de la empresa debería guiar las decisiones del sistema de gestión a escoger. A continuación se brindan recomendaciones para cada una de ellas.

Software según el tamaño de la empresa

Pequeñas empresas

Si el objetivo es estandarizar los procesos de trabajo, se debe tomar un enfoque orientado a soluciones e identificar cuáles son los problemas a resolver con el nuevo software, ya que, una solución demasiado compleja podría causar problemas a la organización en lugar de ayudarla a avanzar.

En estos casos, para elegir software según el tamaño de la empresa, se recomienda la utilización de un producto enlatado que posea funciones predeterminadas para la gestión empresarial, donde el usuario no puede realizar modificaciones o mejoras a la medida de sus necesidades, sino que debe ajustarse a los procesos estandarizados que el software le ofrece. Cabe destacar que si bien este software es recomendable para empresas pequeñas con escaso personal, se trata de una herramienta que no puede ir creciendo a la par de la compañía.

Es necesario tener en cuenta que en esta clase de empresas, con una cultura organizacional basada en métodos tradicionales, el cambio puede ser recibido con reticencia por parte de los integrantes, con lo cual es necesario trabajar este tema y sumar a todos los participantes para que sientan el proyecto como propio, y garantizar la consecución de los objetivos planteados para el proceso.

Medianas empresas

Si la firma se encuentra en pleno desarrollo, se debe tener presente que al elegir software según el tamaño de la empresa, cada cambio que haga en su estructura modificará las demandas posicionadas en el sistema. En este sentido, la solución para gestionar el negocio debe adaptarse al modo de trabajar de la empresa y acompañarla a lo largo su evolución. Estas organizaciones generalmente optan por un sistema ERP cuando reconocen que ya no pueden mantener bajo control las operaciones y desean reducir el gasto de tiempo y dinero que destinan en procesos manuales, mediante la automatización y profesionalización del negocio.

En esta etapa, y ante el dilema de seleccionar un sistema ERP que sobrepase los requerimientos o que se limite a resolver las necesidades básicas del momento, se debe identificar en la empresa lo que realmente se necesita cubrir. En estos casos, como parte del proceso de seleccionar el software según el tamaño de la empresa, se recomienda optar por un sistema ERP flexible y escalable que acompañe el crecimiento y con el que puedan comprar e implementar módulos adicionales cuando sea necesario.

Grandes empresas

Presentan menos transiciones pero poseen necesidades más complejas y operacionales. En estos casos, en el momento de escoger el software según el tamaño de la empresa, se debería buscar un ERP con capacidad para adaptarse y responder a requerimientos y procesos más complejos, es decir, una herramienta de gestión flexible que se adapte a la propia empresa pero partiendo de las mejores prácticas de otras empresas sobre las cuales fue desarrollado el software.

Una solución de este tipo permite ser modificada a lo largo del tiempo de acuerdo a los cambios que se produzcan en relación a las necesidades y prácticas comerciales y del proceso de producción.


Para mejorar su performance, las empresas buscan productos que se adapten a sus necesidades, tamaño y niveles de complejidad de los procesos de negocio. Las soluciones ERP responden a los parámetros de flexibilidad y escalabilidad y acompañan el crecimiento. (Si está en proceso de búsqueda no deje de utilizar sin costo nuestro servicio de evaluación on line) Por eso, el software más apropiado debería responder a las necesidades específicas del tamaño de cada organización, ya se trate de empresas con procesos de negocios complejos o de firmas que buscan obtener un mayor grado de maduración acompañadas de un sistema de gestión.

Implementar tecnologías que resulten efectivas obliga a cambiar las formas de administrar los negocios por otras prácticas adaptadas al volumen de cada empresa. Es fundamental que la herramienta acompañe el crecimiento, se adapte a los cambios que ésta sufre y sea flexible ante cualquier requerimiento.

Por Fabián Guerra. Director Comercial de Softland Argentina

 
Share This
Suscríbase a nuestras novedades

Suscríbase a nuestras novedades

¿está interesado en nuestros contenidos de ERP? Suscríbase para nuestros newsletter y no deje de estar informado.

¡Listo, ya está suscripto!