¿Qué Software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores

Los esfuerzos para lograr comprender la huella ambiental de productos y servicios vienen cada vez con más velocidad. Así y todo, ningún gobierno ha legislado formalmente aún acerca de la obligatoriedad de que los productos y servicios contengan una etiqueta con la información del carbono emitido, el agua utilizada u otras categorías con impacto ambiental creadas durante su ciclo de producción, distribución y eliminación. Con la tecnología del ERP (Enterprise Resource Planning) es posible comprometerse con la responsabilidad ambiental.

Los fabricantes, distribuidores minoristas y algunos proveedores de servicios ya se están preparando para el momento en que entre en vigencia la legislación. Están comprometiéndose con la implementación de procesos del ERP (Enterprise Resource Planning) en línea con el cuidado del ambiente. Mientras tanto, disfrutan de los beneficios de hacer públicas las huellas ambientales de sus productos, o “ecoetiquetado,” para mejorar la imagen de sus marcas, reducir los desperdicios y disminuir su propio consumo de energía. El interés de las empresas en las huellas ambientales surgió originalmente de comprender la vulnerabilidad y complejidad de la cadena de suministro (SCM- Supply Change Management), y éste es aún un impulsor importante.

Sin embargo, con el creciente interés del público en los asuntos del medio ambiente, la huella ambiental se ha convertido en un tema de importancia para muchas empresas. Las razones incluyen la posibilidad de exponer la información ambiental comparativa de un producto y evitar el escrutinio y la vergüenza potencial frente a organizaciones no gubernamentales (ONG). En particular, para esto comienzan a ser más estudiadas las cuestiones de trazabilidad del ERP (Enterprise Resource Planning). El interés empresarial está motivado por tres tipos de cuestiones.

  • Gestión del riesgo de la cadena de suministro. (SCM- Supply Change Management).
  • Información y soporte para las decisiones sobre el diseño de un producto o proceso.
  • Requerimientos de minoristas o inversores, tales como el etiquetado con las emisiones de carbono y los informes sobre la sustentabilidad.

Una compañía puede pasar por múltiples etapas en la medición de la huella ambiental de sus productos. Las metodologías van evolucionando y hay soluciones tecnológicas residentes en el ERP (Enterprise Resource Planning) asociadas a ellas que dan soporte a estas etapas. Las empresas tienden a elegir soluciones ERP según el nivel deseado o requerido de precisión y costo total.

Empuje global detrás de las iniciativas de sustentabilidad

Las tendencias macroeconómicas globales, tales como regulaciones gubernamentales estrictas en muchos países, precios volátiles de la energía, globalización de la mano de obra y consumidores sensibilizados, están presionando a las empresas para que se concentren en la sustentabilidad. Las agendas de los altos ejecutivos están colmadas de desafíos asociados a la gestión de riesgos y la explotación de oportunidades operativas y de negocio en materia de sustentabilidad social, ambiental y económica. La sustentabilidad se logra comprendiendo que las economías tanto como las empresas no operan aisladas sino que están bien integradas en sociedades y en el medio ambiente.

Las implicaciones que tiene esta perspectiva en el negocio son significativas: para que la sustentabilidad sea tangible para el negocio, las organizaciones deben ser algo más que “ecológicas” o filantrópicas. Deben ocuparse de que su rentabilidad, cumplimiento y reputación sigan por un camino más sustentable y responsable. Igualmente, por más simple que suene, poner esta idea en práctica implica desafíos considerables. Por ejemplo, elegir e implementar un ERP (Enterprise Resource Planning) que contemple la trazabilidad como cuestión prioritaria.

Por un lado, está el aspecto humano. Las empresas necesitan que los ejecutivos definan y prueben un conjunto central de KPI (indicadores clave de desempeño o Key Performance Indicators en inglés) para medir la sustentabilidad, difundir esta idea en toda la empresa e identificar quiénes serán los actores influyentes y los modelos de funciones adecuados, todo ello al tiempo que se enfrentan con los cambiantes estándares mundiales y la globalización de la mano de obra.

Por otro lado, las empresas necesitan poder analizar la sustentabilidad de sus procesos de negocio completos, desarrollar una estrategia y sus objetivos relacionados para saber cómo mejorar en el futuro. Luego, deben implementar esos cambios con el tiempo, empezando con los que tienen el impacto financiero positivo más inmediato. El ERP (Enterprise Resource Planning) soportado por la Tecnología de la Información (TI) está señalado como de importancia crucial en este impacto.

Con información que aportan clientes, partners y expertos de la industria, algunos proveedores han publicado recientemente un extenso “mapa de sustentabilidad” (ver Figura 1), que identifica los procesos de negocio centrales relacionados con la sustentabilidad, y los vuelca en un mapa con siete pilares. El mapa está diseñado para ofrecer una visión amplia de los requerimientos de sustentabilidad de las organizaciones y asistir a las empresas para animarse a discutir sobre qué iniciativas pueden tener impacto relevante en el éxito futuro del negocio y en el ERP (Enterprise Resource Planning) en uso o el que se vaya a implementar.

Gráfico 1- Mapa de sustentabilidad

Para conocer más sobre las iniciativas ecoambientales y el uso de la tecnología de gestión, recomendamos leer “ERP y Rastro ambiental del producto”.

Una metodología estándar

Muchas organizaciones en todo el mundo han aceptado la necesidad de diseñar metodologías que ayuden a la realización de la huella ambiental de un producto y ya están en la etapa de desarrollo e implementación. Estas incluyen:

  • La fundación del gobierno del Reino Unido Carbon Trust y el Greenhouse Gas Protocol (protocolo sobre gases de efecto invernadero).
  • Una asociación entre World Resources Institute y el World Business Council for Sustainable Development (WRI/WBCSD).
  • El Instituto Mundial de Recursos/Consejo Empresarial para el Desarrollo Sustentable).

En uno de los primeros ejemplos, Carbon Trust, después de trabajar en algunos estudios piloto con otras organizaciones, diseñó una metodología para cuantificar la emisión total de gases de efecto invernadero (GEI) de un producto en todo su ciclo de vida desde la fabricación hasta la eliminación, pasando por la distribución. Esta primera metodología fue publicada en marzo de 2007. Así, Carbon Trust y el Departamento de medio ambiente, alimentación y asuntos rurales del Reino Unido (Department for Environment, Food, and Rural Affairs, Defra) patrocinaron en conjunto el desarrollo de la especificación abierta al público PAS 2050, la cual se basó en el método utilizado originalmente por el Carbon Trust como punto de partida.

El proceso de desarrollo de la norma fue conducido por la Institución Británica de Estándares (British Standards Institution, BSI) e incluyó la consulta a personas internacionales clave y datos aportados por grupos de trabajo de expertos. La versión final del estándar PAS 2050 fue publicado por la BSI en octubre de 2008. Este enfoque les proporciona a los fabricantes y minoristas un método detallado y coherente para calcular el contenido de carbono de los productos que venden y los servicios que prestan, y le da a la iniciativa la credibilidad de los consumidores.

A pesar de que la metodología es específica para analizar la huella de carbono de un producto o servicio, se construye a partir de estándares en vigencia, tales como la metodología de evaluación de un ciclo de vida de la Organización Internacional para la Normalización a través de su estándar ISO 14040/44.1 En general, una metodología que ayude a medir la huella de carbono tiene cinco pasos fundamentales, según se muestra en la Figura 2.

Gráfico 2- Método de evaluación del ciclo de vida en 5 pasos

1. Analice los datos internos de los productos

Use una lista de materiales y demás datos internos para identificar las materias primas y los envases que se utilizan en la producción del producto y los recursos utilizados en el proceso de fabricación, junto con el almacenamiento, transporte y cualquier material de desperdicio que surja durante la producción. Las fórmulas de productos incluidas en el módulo de producción del ERP (Enterprise Resource Planning) seguramente contienen estos datos.

2. Realice un mapa de los procesos de la cadena de suministro

Realice un mapa de la cadena de suministro, tanto para el producto terminado desde la puerta de la fábrica hasta la tienda así como para las materias primas y los datos de entrada en todo el proceso. Esto debe incluir todos los pasos intermedios en los que los productos semi terminados se envían a terceros para conversión y finalización antes de que ingresen a la cadena de suministro primaria. Puede ayudarse con los módulos de control de la producción y distribución del ERP (Enterprise Resource Planning) implementado.

3. Identifique los límites y los datos asociados necesarios

Juntar el 100% de los datos requeridos para calcular la huella de carbono es claramente imposible, dadas todas las variables. Para que esta metodología sea práctica y robusta, Carbon Trust sugiere concentrarse en la energía “material” o significativa consumida, ya que eso representaría la mayor parte de las emisiones asociadas con un producto en todo su ciclo de vida. Las emisiones insignificantes, las fuentes únicas de carbono que representan menos de 1% del total cada una, se pueden excluir en tanto juntas no sumen más del 5%. La Figura 3 muestra el ciclo de vida de un producto, desde la elección de la materia prima, pasando por la fabricación y la distribución primaria hasta llegar al consumidor final, y las actividades incluidas en el cálculo la huella de carbono. Agregue campos a las descripciones de productos cargadas en el ERP (Enterprise Resource Planning) para poder registrar la energía consumida.

4. Recopile los datos

Junte los datos requeridos para el cálculo de las emisiones de GEI en cada etapa del proceso. Preferentemente se debería obtener de las fuentes primarias para todos los activos, equipo y recursos utilizados en cada etapa. Sin embargo, los datos secundarios son con frecuencia necesarios y bastante utilizados.

5. Calcule las emisiones de GEI en cada etapa del ciclo de vida analizando los datos relevantes de entrada y salida

La ecuación para calcular las emisiones de GEI para la huella de carbono de un producto es la suma de todos los materiales, energía, emisiones directas y desperdicios en todas las actividades realizadas durante el ciclo de vida de un producto multiplicados por sus factores de emisión. El cálculo implica solo multiplicar los datos de las actividades por los factores de emisión adecuados. Una vez que calculó las emisiones de GEI para cada actividad, conviértalo en su equivalente en CO 2 usando los factores relevantes del factor GWP (potencial de calentamiento global o global warming potential en inglés). El cálculo de la huella de carbono normalmente requiere un “balance masivo” que asegure que se incluyeron todos los datos de entrada, de salida y de desperdicio.

Gráfico 3-Maqueta de la medición de una huella de carbono en el ciclo de vida de un producto

Para conocer más sobre las iniciativas ecoambientales y el uso de la tecnología de gestión, recomendamos leer “ERP y Rastro ambiental del producto”.

División consultoria Evaluando ERP

 

¿Qué Software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores

Suscríbase a nuestras novedades

Suscríbase a nuestras novedades

¿está interesado en nuestros contenidos de ERP? Suscríbase para nuestros newsletter y no deje de estar informado.

¡Listo, ya está suscripto!

Share This