En entregas anteriores les contamos que juntamente con un buen ERP (Enterprise Resource Planning) se requiere de un cambio cultural y les contamos cuales fueron los resultados. En esta entrega les contaremos lo que hicimos para llegar a dichos resultados.

Recomendamos leer el artículo ¡Cuidado, MRP ataca!

El primer paso es concientizar a las personas que habrían de llevar a cabo el cambio. El trabajo de un consultor no es solo capacitar o solo hacer, sino ambas cosas mientras se transfiere el know how.

Para ello nos reunimos con la dirección para seleccionar a aquellas personas que se vislumbraba el potencial y la actitud necesaria para llevar a cabo dicho proceso. Profesionales que cómo los pioneros de los siglos pasados tomarían los riesgos y soportarían los conflictos que un cambio produce.

Luego, les establecimos metas (una visión) y una técnica para poder llevarlas a cabo, que consistía en relevar, proponer y poner en marcha cambios en la estructura organizacional. Formando básicamente los conceptos de células, ya sea para procesos operativos (producción, logística, etc.) como también procesos administrativos (administración de ventas, planificación, compras, etc.)

El foco: eliminar los desperdicios de producción y el trabajo en equipo

Es importante en el arranque de todo cambio acompañar al equipo de modo de protegerlos de los temerosos, de evitar el contagio y ayudarlos a que “saboreen” los primeros resultados. Es muy gratificante ver las sonrisas de satisfacción del personal que participa de este tipo de proyectos cuando ven los resultados que ellos mismos obtienen.

Tan importante como acompañarlos es permitirles que crezcan, es decir que puedan tomar la iniciativa en proyectos nuevos, o subproyectos dentro del macro. De modo que en el mediano plazo desplacen a quienes tienen el monopolio de la toma de decisiones para poder ser ellos mismos quienes las toman. El proceso es infalible, las personas logran trabajar con todo su ser, el operativo y el de autorealización. Es decir que es fundamental formar a las personas para que califiquen en los niveles que el mercado competitivo de hoy les exige.

Cuando todo esto comienza a vislumbrarse en las compañías surge la necesidad de las mismos sujetos de una herramienta informática que les ayude a gestionar la información y a tomar decisiones más rápidamente.

Recomendamos leer el artículo Atención el MRP vuelve a atacar.

Por el Lic. Jorge Spizouco,
Socio Gerente de VA Consulting www.vaconsulting.com.ar

 
Share This
Suscríbase a nuestras novedades

Suscríbase a nuestras novedades

¿está interesado en nuestros contenidos de ERP? Suscríbase para nuestros newsletter y no deje de estar informado.

¡Listo, ya está suscripto!