Para hablar del contador en un proyecto tecnológico, no debemos ir al control de los libros de la empresa y/o la determinación y llenado de las declaraciones de impuestos. La confianza depositada en un puesto de trabajo como éste, podría ser considerada un atributo de los contadores, dado que suelen estar desde el inicio de la creación de la empresa como persona física, posteriormente como persona moral y finalmente, cuando la empresa evoluciona a un grupo o se globaliza.

En la visión de muchos empresarios, el contador es la clave en la selección de los sistemas de gestión administrativa, ya que con frecuencia la confianza que logran y el arraigo con la dirección general o propietarios es relevante.

Ocupan una posición destacada dentro de la organización porque ayudan a determinar: los flujos de trabajo, los procesos internos, los de comercialización y los de operación; los mismos que luego se vuelven más importantes. Es por ello que el consultor de sistemas debe de considerar en primer plano la presencia y peso de estos profesionalistas. De ellos depende el buen manejo y procesamiento de la información de la empresa.

Desde un inicio, en las primeras reuniones de acercamiento entre el consultor y toda empresa que requiere la implementación de un ERP debe ser considerada la opinión de dichos profesionales para lo que respecta el planteamiento del flujo de la información, el bosquejo del catálogo de cuentas y la determinación de los controles internos. En conjunto con la dirección, ellos determinan el nivel de detalle, el alcance de la implementación y módulos a implementar, para verlos después operando con los menores cambios posibles.

control

El área del contador

El departamento contable en un proyecto es trascendente desde el inicio del proceso ya que ellos gestionan la información, comentan lo que piensas al resto del equipo que también participará en la implementación y está atento al control interno. Para efectos prácticos, muchas veces son la clave para que un proceso funcione bien.

Así también, gracias a un manejo óptimo de información, preservan un control interno en cada una de las distintas operaciones de la estructura organizacional. De esta manera, logran obtener información clara, oportuna y necesaria en aspectos contables.

Un sistema de gestión ERP moderno debe de optimizar tiempos, agilizar las operaciones de la empresa y mantener el control interno adecuado de la entidad; esto asegura la permanencia de la misma en el mercado, permite el cumplimiento de las obligaciones fiscales, accionarias, legales-contables y dependiendo del negocio, oportunas.

Por ello es indispensable que el contador y demás profesionales que manejan la información de la empresa, sean incluidos activamente en los procesos de implementación del ERP desde la etapa inicial. Esto contribuirá a tener un mejor proyecto, y además, a ayudar a vencer el temor al cambio. Lo invitamos a leer el contenido: Gestión de cambios en implementaciones ERP.

Por Rafael López
Director Unidad TOTVS México, Monterrey

Share This