Las industrias de la construcción y manufactura representan un área de oportunidad en América Latina para potencializar el progreso de la región; sin embargo, uno de sus principales frenos es la limitada implementación de Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) al interior de las empresas de dichos sectores.

Otro gran obstáculo en las empresas latinoamericanas es que un gran número de éstas, en laindustria manufacturera, tienen aplicaciones desarrolladas in house, software que carece de integración e información clave, lo que afecta de forma negativa en la interacción con sus proveedores y subcontratistas externos, complicando sus flujos de trabajo.

Con lo que respecta al segmento de la construcción, las cosas no son tan diferentes. A pesar que en países como Ecuador, Colombia, México y Perú, este sector ocupa un lugar privilegiado como actividad económica en la generación de empleos no se está sacando su máximo provecho.

La CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el Caribe) señala que en materia de construcción la estructura productiva es “heterogénea, la especialización en productos de bajo valor agregado y su reducida participación en las exportaciones, inferior a 5% en la mayoría de los países”, lo que afecta la productividad de los países de la región latinoamericana en donde el 70 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB) se genera por las grandes empresas, porcentaje que contrasta con el 60 por ciento del PIB de los países miembros de la OCDE ( Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) generado por las Pymes.

Construcción y manufactura

La situación en ambos sectores representa un área de oportunidad de desarrollo para la región. Lo único que tienen que tomar en cuenta, tanto la construcción como la manufactura, es que deben invertir en soluciones tecnológicas que les permita medir sus procesos. Evaluar lo que se hace permite tomar medidas correctivas y finalmente innovar.

Implementar estas soluciones en construcción o manufacturapermite a las empresas obtener mayor control de los costos y seguimiento de proyectos, implementación de las mejores prácticas, optimización de procesos y resultados, aumento en la productividad y sobre todo una toma de decisiones más rápida y precisa en los niveles gerenciales y de alta dirección.

Las empresas deben tener en cuenta que la implementación y uso de tecnologías de la información son suficiente por si solas, deben saber utilizarse en beneficio del progreso de la compañía y ésta debe ver en las TIC una inversión y no un gasto, ya que a corto y mediano plazo arrojará mejores resultados en productividad y ahorro de dinero, gracias a la mejora en los procesos internos.

Fuentes consultadas:
-Anuario Estadístico de América Latina y el Caribe 2012, CEPAL..
http://www.cepal.org/publicaciones/xml/2/48862/AnuarioEstadistico2012.pdf

Artículo elaborado por Martín Cayón, Director de la Región Norte de América Latina de TOTVS

 
Share This
Suscríbase a nuestras novedades

Suscríbase a nuestras novedades

¿está interesado en nuestros contenidos de ERP? Suscríbase para nuestros newsletter y no deje de estar informado.

¡Listo, ya está suscripto!