En la mayor parte de los casos, la adquisición e implementación de TIC en PyME no es realizada con el objetivo de lograr una ventaja competitiva, basada en esta tecnología y los aportes de la misma al resto de las actividades, sino que es adquirida para adaptarse al mercado , a la competencia y sobrevivir.

La nueva economía

Los últimos 20 años se han caracterizado por procesos de evolución y revolución que han llevado al mundo hacia el surgimiento de la llamada “Nueva Economía” basada en el uso intensivo de información y conocimiento como factores de producción, caracterizada por un rápido progreso científico y tecnológico que ha generado un volumen sin precedentes de innovaciones industriales y que ha logrado transformar el contexto mundial en el que se vive. El mundo se ha globalizado, el entorno varía a ritmo cada vez más acelerado y las empresas enfrentan desafíos difíciles.

Se ha descubierto que, muchas veces, el éxito de las compañías depende de su visión y coraje para innovar y para sacar partido de las nuevas tecnologías. Dicho de otra manera, un elemento esencial de la competitividad y la sostenibilidad de las empresas es su capacidad de innovación que le permita traducir las oportunidades generadas por los desarrollos científicos y tecnológicos en nuevos productos y servicios, nuevas maneras para competir y lograr ventajas competitivas.
Las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) surgen de la convergencia de tres áreas tecnológicas anteriormente diferenciadas que son la informática (computadores), las telecomunicaciones y la transmisión y procesamiento de datos y de imágenes.

El uso de las TIC

Muchas grandes empresas usan las TIC en forma innovadora para originar y sustentar ventajas competitivas que les permitan aprovechar las condiciones de cambio continuo del mercado. Importante sería que los ejecutivos de las PyME conozcan el sinnúmero de herramientas que las TICs ponen a su alcance y las ventajas que podrían obtener de su implementación alineada con su estrategia. Este tipo de empresas enfrentan desafíos similares a los de las grandes corporaciones: necesidad de tiempos de respuesta rápidos y consistentes, capacidad de compartir datos e forma segura y alta disponibilidad, entre otros. Pero al incorporar TIC en PyME, éstas tienen un desafío adicional: cumplir las demandas tecnológicas con recursos humanos y financieros limitados.

Las TIC en PyME como medios para fomentar la innovación y la productividad

Varios estudios recientes sobre empresas innovadoras en los países de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos ) han demostrado que la “innovación” ya no se relaciona solamente con innovación de producto e innovación de proceso, sino que el comportamiento innovador de la empresa se basa en su capacidad para manejar información y conocimiento sobre mercados, sobre nuevas oportunidades y sobre cambios en su entorno, convirtiendo la capacidad de gestión del conocimiento de la empresa o de una cadena de producción (gestión en red) en un factor crítico de productividad y competitividad.

En el nuevo ámbito de la innovación, el manejo del conocimiento en la empresa y en cadenas de producción está desempeñando un papel de creciente importancia y es aquí donde el rol de las TIC en PyME es fundamental. Las múltiples aplicaciones de las TIC incluyen, entre otros, aspectos tales como:

  • Servicios de información.
  • Inteligencia de mercados.
  • Sistemas de información geo-referencial.
  • Automatización industrial.
  • Sistemas de control.
  • Uso de estas tecnologías en el control de calidad.
  • Nuevas formas de participación en los procesos de toma de decisiones.
  • Nuevas estructuras empresariales y de mercadeo que dichas tecnologías hacen posible.

Por lo tanto, para comprender el papel real de estas tecnologías y aprovechar su potencialidad, es necesario analizarlas en el contexto de un enfoque integrado de fomento a la innovación y la productividad de las empresas, usando las TIC en PyME como un instrumento para lograr este objetivo.

Consecuencias competitivas de las TIC en PyME

El uso de tecnología está presente en la totalidad de las actividades de la cadena de valor, transformando la manera en que se realizan las diversas actividades de valor, mejorando la eficiencia de dichas actividades, o la naturaleza de los enlaces entre ellas. Por lo tanto, afectará a la ventaja competitiva cuando tenga un peso importante en las actividades que determinan la posición de la empresa respecto al costo o a la diferenciación y cuando afecte a cambios en su ámbito competitivo. Las TIC en PyME afectan a la competencia de 5 maneras diferentes:

  1. Crean nuevas ventajas competitivas al dotar a la empresa de nuevos medios para superar a sus competidores
  2. Modifican la estructura del sector industrial y con ello alteran las reglas de la competencia.
  3. Modifican las fronteras competitivas del sector y de la empresa.
  4. Originan negocios totalmente nuevos, a partir de las propias operaciones actuales de la empresa.
  5. Modifican la estructura organizativa de la empresa.

autoevaluación evaluandoerp

Aplicación TIC en PyME

Las PyME aplican TIC conociendo la capacidad de las mismas de mejorar el rendimiento de la empresa, pero por el momento, su adquisición e implementación no es realizada con el objetivo de lograr una ventaja competitiva en el sector basada en esta tecnología y los aportes de la misma al resto de las actividades, sino que es adquirida quizás porque otras lo hacen, y ni siquiera saben que ello les ayuda a adaptarse al mercado, a la competencia y a sobrevivir.

La implementación de TIC en PyME aporta al mejoramiento de varios aspectos, y ellos son la comunicación y rapidez, la administración y la eficacia, eficiencia general de negocio, traducida en la satisfacción del cliente.

La difusión de herramientas tecnológicas es mayor en áreas administrativas y especialmente para automatizar y facilitar rutinas existentes, la orientación es hacia herramientas con poca sofisticación y se aplican a usos poco complejos. Además, el proceso de difusión de TIC en PyME es heterogéneo e incompleto.
Daría la impresión de que las TIC son adoptadas como resultado de un proceso de aprendizaje acumulativo en el cual el dominio sobre una tecnología lleva a la incorporación de otras.

La utilización efectiva de las TIC en PyME se encuentra muy vinculada a otras capacidades alcanzadas por las firmas y por lo tanto, la incorporación y gestión de TIC no puede ser apreciada al margen de ese sendero evolutivo.

Finalmente, puede afirmarse que las TIC son vistas por las PyME como un “costo” obligado para adaptarse y no como una “inversión” que, planeada conjuntamente con la necesidad de críticas del negocio y acompañada de otras medidas complementarias, puede llevar a crear ventajas competitivas, logrando una posición diferenciada en el sector.

Se considera importante remarcar que el ritmo de la evolución/revolución tecnológica es extremadamente acelerado y que el nivel de exigencia de los clientes aumenta con el correr del tiempo, lo que lleva a mayores esfuerzos competitivos, obligando a las empresas a buscar alternativas para poder destacarse y sobrevivir. El aprovechamiento estratégico de las TIC en PyME puede ser una de estas alternativas para lograr el éxito en el sector.

Fuente: Juan C. Scarabino y Mariana B. Colonnello, Innovación Empresaria – Difusión de TIC en las PyME.
Adaptado por la División Consultoría de EvaluandoERP.com

 
Share This
Suscríbase a nuestras novedades

Suscríbase a nuestras novedades

¿está interesado en nuestros contenidos de ERP? Suscríbase para nuestros newsletter y no deje de estar informado.

¡Listo, ya está suscripto!