¿Qué Software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores

En la mayoría de las organizaciones, la calidad de la información es gestionada por equipos independientes que utilizan diversas herramientas de gestión de información para la integración de datos, la calidad, la determinación de perfiles, etc. Se forman estanques o silos cada uno de los cuáles elabora conclusiones parciales de lo que está sucediendo.

Sin embargo, existe una tendencia hacia la gestión de la información empresarial (o enterprise information management – EIM), una práctica que coordina equipos e integra herramientas y que busca mejorar la calidad de la información.

Calidad de la información: 4 “C”

Gracias a la colaboración en equipo y la interoperatividad de las herramientas, la gestión de la información empresaria (EIM)procura mejorar los datos y por lo tanto, la calidad de la información, tanto estructurados como no estructurados, basándose en las “cuatro C”:

  • Completos
  • Claros
  • Coherentes
  • Corrientes (actuales)

Desde el punto de vista tecnológico, las cuatro C son objetivos valiosos, que ciertamente preparan la información para el próximo paso, que consiste en compartir y aprovechar la información entre las múltiples unidades de negocio de una organización y con socios de negocio o comerciales.

Hace poco, el Instituto de Tratamiento de Datos (The Data Warehousing InstituteTM) les hizo algunas preguntas sobre la calidad de la información empresarial (EIM) a los asistentes a una conferencia realizada por esta organización. Llegó a la conclusión de que en la actualidad existe una coordinación moderada entre las diversas prácticas de gestión de la información.

La coordinación y colaboración entre equipos son requisitos básicos para la gestión de la información empresarial (EIM) y el 45% de los encuestados afirma estar haciéndolo a un nivel moderado (Ver Figura 2)

Figura 2

¿Qué es la gestión de la información?

La gestión de la información empresarial (EIM) es una mejor práctica para crear, administrar, compartir y aprovechar información en una empresa, de manera integrada y alineada con los objetivos de negocio estratégicos orientados a la información. Lograr que la gestión de la información empresarial (EIM) sea integrada y estratégica son objetivos importantes. Pero para alcanzarlo, se requiere efectuar una cantidad de ajustes a las soluciones tecnológicas y procesos de negocio actuales.

Por ejemplo, para una gestión de la calidad de la información empresarial realmente integrada, existen muchos requisitos técnicos y organizacionales, entre ellos:

  • Colaboración entre equipos
  • Multifuncionalidad
  • Interoperatividad
  • Compartir información
  • Alcance empresarial
  • Respaldar los objetivos corporativos
  • Promover la coherencia entre funciones
  • Permitir a la empresa reunir y compartir
    Recursos
  • Alinear la tecnología de información (TI) con el negocio.
  • Mejorar la capacidad de auditar, para cumplir mejor con los requisitos legales
  • La gestión de la información empresarial respalda los objetivos de negocio para conseguir un ROI.

Cada uno de estos requisitos tiene un significado difícil de ampliar en este espacio. Por ello, lo invitamos a acceder desde aquí al documento completo sobre “Gestión de la información empresarial

Sin duda, usted ya habrá notado que la gestión de información empresarial requiere que los empleados técnicos y de negocio cambien la manera en que gestionan y aprovechan la información.

Existen numerosos puntos de cambio, pero en un nivel superior, todos tienen el objetivo común de la unificación, ya sea que incluya sistemas de información interactuando más integralmente o unidades de negocio compartiendo más información en forma estratégica. El objetivo de la unificación es algo que vale la pena lograr, pero para ello se necesitan muchos cambios que deberán ser gestionados.

Además, muchos de los cambios requieren colaboración y coordinación en múltiples niveles, incluyendo muchos equipos técnicos, múltiples unidades de negocio, y la alineación de ambos frentes. En este nivel de complejidad, el desafío va más allá de la tecnología y el negocio: la gestión de la información empresarial (EIM) es un desafío al nivel de toda la organización.

En la página 18 del documento que le proponemos leer, hay 12 recomendaciones para implementar prácticas de Gestión de la información empresarial integrada. Puede acceder al documento desde aquí

Por División Consultoría Evaluando Software

 

¿Qué Software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores

Suscríbase a nuestras novedades

Suscríbase a nuestras novedades

¿está interesado en nuestros contenidos de ERP? Suscríbase para nuestros newsletter y no deje de estar informado.

¡Listo, ya está suscripto!

Share This